“Mi perro tiembla y no sé por qué”. Seguro que más de una vez, has tenido este angustioso pensamiento. Y decimos angustioso porque, cuando nuestro perro tiembla y no sabemos el motivo, tendemos a pensar que está sufriendo porque tiene frío o le duele algo.

Aunque los motivos pueden ser éstos, existen varias causas por las que nuestro perro tiembla. Unas pueden ser más graves que otras. Conocerlas, es la única manera de poder aplicar un remedio para que la mascota deje de temblar:

  • Porque está nervioso: el nerviosismo de un perro, puede ser motivado tanto por alegrías como por tristezas. Si el perro está excitado, es normal que tiemble. Puede ocurrir al jugar, al encontrarse con su dueño, al sentir peligro, por escuchar un ruido inesperado, etc.
  • Porque es muy mayor: es habitual que los perros de avanzada edad tiemblen. Los procesos neuronales y los huesos se debilitan con la edad, lo que puede ocasionar temblores en el animal.
  • Porque tiene artrosis: esta enfermedad produce debilitamiento y dolor en las articulaciones, lo que puede provocar que el perro tenga temblores. Lo más recomendable, es que un veterinario le chequee y le aplique el tratamiento adecuado para aliviar los síntomas.
  • Porque ha ingerido algún alimento o sustancia indebidos: chocolate, nicotina, alcohol, etc. son sustancias que pueden alterar la psicomotricidad y el comportamiento del animal.
  • Porque padece la enfermedad del moquillo: esta enfermedad afecta, sobre todo, a cachorros menores de un año de edad. Se trata de una enfermedad vírica que, entre otras cosas, provoca temblores en patas y cabeza. El síntoma del temblor suele ir precedido de otros como tos, diarrea, legañas y moquillo. Esta enfermedad suele ser grave, por lo que, si detectas algún síntoma extraño en el animal, debes acudir de inmediato al veterinario.
  • Porque tiene frío: los perros, al igual que las personas, no son inmunes al frío, aunque muchas personas piensen que su pelaje natural es suficiente para mantenerse en calor. La solución, en este caso, es sencilla. Abrígale.

No te asustes más de a cuenta si tu perro tiembla y consulta estos casos para comprobar las causas de sus temblores. Y si tienes una mascota, protégela como a uno más de la familia.