Los animales siempre nos brindan amor incondicional, por eso los animales se vuelven parte de la familia poco después de regresar a casa. Cualquiera que haya experimentado la pérdida de una mascota conoce el dolor que provoca esta situación. Es difícil imaginar que nuestro querido amigo nunca volverá, ni tampoco la alegría infinita y los momentos emocionales que nos trae todos los días.

Como cualquier ser querido, la pérdida de animales puede ser completamente inesperada.

Aunque la muerte de una mascota siempre es muy complicada y dolorosa, si la mascota muere en una clínica veterinaria, los profesionales podrán hacerse cargo de los restos del animal así como de los trámites y trámites. Sin embargo, si la mascota muere inesperadamente en casa, el dueño debe ser responsable de manejar la situación y, lo más importante, notificar a la mascota antes de tomar cualquier decisión.

Debes estar preparado para cualquier contratiempo, por eso si tu mascota muere en casa, te proporcionaremos una serie de recomendaciones y pasos.

 

¿Qué hacer con el cuerpo de nuestro amigo?

Esta es una decisión que tenemos que tomar en un momento muy difícil. Para superar la pérdida tenemos que pasar por varios pasos, y una decisión muy importante es brindarles a nuestros amigos un lugar digno para descansar, lo cual nos entristecerá. Sentirse reconfortado en el medio, nos dará consuelo y nos ayudará a afrontar su muerte.

 

-Llama a un veterinario

En estos tiempos difíciles, siempre que sea el momento adecuado, se recomienda intentar contactar con un veterinario de confianza. Puede guiarlo y explicarle los pasos que debe seguir, y puede ayudar a las personas que pueden recolectar cadáveres de mascotas a ponerse en contacto.

Además, algunas clínicas veterinarias cuentan con un espacio en el que se pueden almacenar los cadáveres de animales durante varias horas hasta que se tome una decisión compleja sobre la incineración o el entierro, lo cual es importante desde el punto de vista emocional, pero también desde el punto de vista legal e higiénico. ¿Sabes que la incineración es el servicio más necesario?

 

-Comunicarse en el formulario de registro

Si tu mascota tiene microchip, debes acudir al registro para cancelarlo. El trámite no es complicado, solo es necesario indicarle al personal de enfermería los 15 dígitos que componen el microchip para registrar su muerte en la base de datos. Dependiendo de la zona en la que residan, es posible que tengan su propio censo de mascotas, por lo que si es tu caso también es necesario pasar por los trámites de cancelación en el ayuntamiento correspondiente.

 

-Incineración masiva

España tiene una ley que prohíbe el entierro de animales en lugares no autorizados. No podemos enterrar los cadáveres de mascotas en parques, jardines y otros lugares a voluntad.

Por lo tanto, la mayoría de los municipios brindan servicios para recolectar animales muertos y luego transferir sus cadáveres a centros de incineración colectiva.

 El principal inconveniente de prestar este tipo de servicio público a particulares es que en algunos lugares, como Madrid, es gratuito, ya que las cenizas no se devuelven al propietario tras ser incineradas, sino que finalmente se almacenan en un vertedero.

Actualmente, pueden seguir funcionando, pero el servicio prestado es mucho más lento, por lo que te recomendamos que elijas las otras sugerencias que te recomendamos.

 

-Incineración personal

Sin embargo, a muchas personas les gusta conservar las cenizas de sus mascotas y optan por la cremación personal. Actualmente, un gran número de empresas en España prestan este servicio. La incineración puede durar hasta tres horas y cuesta entre 200 y 300 euros.

Además, algunas de estas empresas privadas también brindan servicios de prueba, configurando salas para despedir a las mascotas y luego la cremación.

 

-Cementerio de animales

En nuestro país, solo hay cuatro empresas que prestan este servicio: El Último Parque en Madrid; Senna, en Valencia; finalmente Lara, en Tarragona; y el Cementerio de Pequeños Animales en Barcelona. En la mayoría de los cementerios, se debe proporcionar un certificado veterinario para demostrar que el animal no ha muerto de una enfermedad infecciosa.

 

¿Cómo puedo superar esta dolorosa experiencia?

Mucha gente no comprende que algunas personas sufren la muerte de animales, pero quien vive conoce la amargura de esta pérdida y los diversos sentimientos que puede producir.

¿Cómo nos sentiremos cuando muera nuestra mascota? Todos tenemos una tristeza diferente, pero en este caso, suele haber cuatro sentimientos: negación, culpa, rabia y tristeza.

 

-La muerte o desaparición de una mascota es muy dolorosa. Si te sientes triste porque llevas muchos años con ella, no te preocupes, es lógico.

-No evites hablar de tus sentimientos o esconderlos. Ventilar a las personas en las que confía es la forma ideal de superar las pérdidas. ¡Si debes llorar, llora!