Los animales nos dan siempre un amor incondicional y por eso al poco tiempo de que lleguen a casa se convierten en un miembro más de la familia. Quien ha pasado por la pérdida de una mascota sabe el dolor que supone esta situación. No es fácil asumir que nuestro querido amigo ya no volverá, como tampoco volverán los infinitos momentos de alegría y cariño que nos regalaba cada día.

La pérdida de un animal, como la de cualquier ser querido puede ser totalmente inesperada. 

 

Aunque el fallecimiento de una mascota siempre es una situación muy complicada y dolorosa, si esta fallece en una clínica veterinaria, el profesional podrá hacerse cargo de los restos del animal, así como del papeleo y los trámites. Sin embargo, si la mascota muere inesperadamente en el hogar, tendrá que ser el propio dueño el encargado de gestionar la situación y, sobre todo, estar informado antes de tomar cualquier decisión.

Tienes que estar preparado para cualquier contratiempo, por ello te damos una serie de recomendaciones y pasos que podrías hacer si tu mascota muere en el hogar.

 

¿Qué hacer con el cuerpo de nuestro amigo?

 

Esta es una decisión que debemos tomar en un momento muy duro para nosotros, para poder superar la pérdida, tenemos que pasar por varios pasos, y uno muy importante, es darle un lugar de descanso digno a nuestro amigo, esto nos reconfortara en nuestra pena , nos dará consuelo y nos ayudará a asumir su muerte.

-Llamar al veterinario

En estos difíciles momentos, y siempre que el horario sea el idóneo, es recomendable intentar ponerse en contacto con un veterinario de confianza. Puede guiarte y explicarte los pasos que debes seguir, así como facilitarte el contacto de alguien que pueda recoger el cuerpo de tu mascota.

 Además, algunas clínicas veterinarias cuentan con un espacio en el que pueden conservar el cadáver del animal durante varias horas, hasta que se tome la complicada decisión de si se prefiere que sea incinerado o enterrado, importante desde el punto de vista emocional, pero también desde el legal y sanitario. ¿Sabías qué la incineración es el servicio más demandado?

-Comunicarlo en el registro

Si tu mascota tiene un microchip tendrás que acudir al registro para darlo de baja. Los trámites no son complicados, solo tendrás que decir al personal de atención los quince dígitos que forman el microchip, para que quede registrado su fallecimiento en la base de datos. Dependiendo de la localidad en la que se resida pueden tener un censo propio de mascotas, por lo que también será necesario tramitar la baja en el Ayuntamiento correspondiente si es el caso de la tuya.

-Incineración colectiva

En España hay una la ley que prohíbe los enterramientos de animales en lugares no autorizados. No podemos tomarnos la libertad de enterrar el cuerpo de nuestra mascota en un parque, jardín, etc.

Por ello la gran mayoría de Ayuntamientos tienen disponibles servicios de recogida de animales muertos, cuyos cuerpos son posteriormente trasladados a centros de incineración colectiva.

 La principal desventaja de este servicio público ofrecido a particulares, que en algunas localidades, como Madrid, que es gratuito, es que no se devuelven al dueño las cenizas una vez incinerado sino, que suelen ser finalmente depositadas en vertederos.

Actualmente siguen funcionando pero dando un servicio mucho más lento por lo que recomendamos que optes por otras de las recomendaciones que te proponemos.

-Incineración individual

No obstante, son muchas las personas que prefieren quedarse con las cenizas de la que ha sido su mascota y optan por la incineración individual. Actualmente, hay un importante número de empresas que ofrecen este servicio en España. La incineración, que puede durar hasta tres horas, tiene un coste de entre 200 y 300 euros.

Además, algunas de estas empresas privadas también ofrecen servicio de tanatorio, habilitando salas para poder despedirse de la mascota antes de proceder a la incineración.

-Cementerio para animales

Únicamente existen cuatro empresas que ofrezcan este tipo de servicios en nuestro país: El Último Parque, en Madrid; Sena, en Valencia; Última Llar, en Tarragona; y El Cementerio de Pequeños Animales, en Barcelona. En la inmensa mayoría de cementerios, hay que hacer entrega de un certificado veterinario para demostrar que el animal no ha muerto por alguna enfermedad contagiosa.

 

¿Cómo puedo superar esta experiencia traumática?

 

Muchas personas no entienden que haya quien sufre por la muerte de un animal pero quien lo haya vivido conoce el sabor amargo de esta pérdida y la mezcla de sentimientos que puede generarnos.

¿Qué sentimos cuando fallece nuestra mascota? Cada persona tendrá un duelo distinto pero, ante esta situación, se suelen experimentar cuatro sentimientos: la negación, la culpa, el enfado y la tristeza.

-La muerte o desaparición de una mascota es muy dolorosa. No te preocupes si te sientes muy triste porque has pasado años con ella y es lógico lo que sientes.

-No evites hablar de tus sentimientos ni los escondas. Desahogarse con alguien de confianza es un método perfecto para superar pérdidas. ¡Si tienes que llorar, llora!

-Lo más importante es que no niegues el dolor y seas sincero contigo. Cuando aceptes que estás triste y que tienes que superar el duelo será más fácil.

-No te recrees en que nunca más volverá, utiliza los recuerdos buenos que son muchos y aunque pase el tiempo siempre estarán contigo.

-El dolor se irá pero tu mascota siempre estará con vosotros en vuestro corazón.