Se trata de una de las averías más frecuentes en los coches: quedarse sin batería. Siempre ocurre de la manera más inesperada y en el momento más inoportuno. Nos disponemos a arrancar el coche (casi siempre con prisa) y se nos hiela la sangre al comprobar que nada ocurre, ni una luz, ni un atisbo de contacto… nada.

Lo primero que debes saber antes de ofrecerte el siguiente truco que vamos a comentar a continuación para arrancar el coche sin batería es que si cuentas con un seguro de coche que incluya buenas coberturas, seguramente entre las cláusulas disponibles se encontrará la de la asistencia técnica y cambio de batería en el mismo sitio donde te encuentres, sin necesidad de que tengas que desplazar el coche a un taller.

Este tipo de servicios resultan muy cómodos porque solucionan el problema del cambio de la batería del coche de la manera más rápida que se puede hacer. El seguro se desplaza hasta donde estés para ayudarte.

Si no cuentas con los recursos suficientes como para poder solucionar el problema de quedarte sin batería en el coche, toma nota de lo siguiente que te vamos a contar. Aunque en un principio resulte increíble, es posible arrancar el coche con una cuerda si te quedas sin batería.

Lo que sí debes tener en cuenta antes de poner en marcha este método casero es que incluye una serie de restricciones: sólo se podrá aplicar en vehículos no muy grandes (un modelo familiar estándar) y de tracción manual.

Descartada la posibilidad de que no puedas contar con la ayuda de unas pinzas, de alguien que empuje el coche o de una grúa que acuda hasta el lugar donde te encuentras para acudir al taller, puedes probar a seguir los siguientes pasos:

  1. Eleva el coche con un gato.
  2. Con el freno de mano activado, mete la tercera marcha del coche y mete la llave en el bombín de arranque, precisamente en la posición de arranque.
  3. Enrolla una cuerda gruesa alrededor de la rueda que hayas elevado con la ayuda del gato (en el caso de tracción delantera deberá ser la rueda delantera).
  4. Tira de la cuerda con fuerza para que la rueda gire. El mecanismo que accionas en el coche es el mismo que se accionaría si empujásemos el coche sin batería entre varias personas.

Si funciona, los pistones del coche deberían reaccionar y el vehículo debería arrancar.