El blog de los seguros de El Corte Inglés

Historia de los límites de velocidad en España

Historia de los límites de velocidad en España Automóvil

Es curioso, si repasamos la historia de los límites de velocidad en España, observar cómo han ido variando desde principios del siglo XX hasta hoy.

Son seis las modificaciones que se han realizado en los límites de velocidad en España desde la aparición de la primera normativa de circulación en 1934. A continuación, vamos a hacer un repaso de la historia de los límites de velocidad en España:

• 1934: en aquel año fue creado el primer Código de Circulación en nuestro país. En el artículo 93 del mismo se podía leer: “las máximas velocidades a que deben circular los automóviles dotados de llantas neumáticas en todas sus ruedas, destinados al transporte de objetos y mercancías, cuyo peso total en carga exceda de 3.500 kg serán las siguientes: 80 km/h de 3.501 kg a 4.500 kg, 60 km/h de 4.501 kg a 8.000 kg y 40 km/h de 8.001 kg en adelante”. Como puedes ver, el límite de velocidad impuesto en este año sólo afectaba a los vehículos destinados al transporte de mercancías. La multa impuesta en caso de no respetar dicho límite era de 5 pesetas.

• 1974: fue la primera vez que se imponía un límite de velocidad para todos los vehículos, no sólo para los destinados a transportes de mercancías. Ocurrió durante el gobierno de Franco. El objetivo fue ahorrar combustible ante el surgimiento de la primera crisis del petróleo. El límite impuesto fue de 130 Km/h en autopistas.

• 1976: en este año, durante el gobierno de Arias Navarro, se impuso el límite de velocidad más bajo de la historia de los límites de velocidad en España, no pudiéndose superar los 100 Km/h en autopistas.

• 1979: aparece el límite de velocidad en autopistas que se ha mantenido hasta hoy y que corresponde a 120 Km/h, a excepción de la época de José Luis Rodríguez Zapatero, en la que este límite fue modificado, tal y como vamos a detallar más adelante. En autovías el límite era de 100 Km/h.

• 1992: el límite de velocidad en autovías, que hasta entonces era de 100Km/h, se iguala al de las autopistas, pasando a ser de 120Km/h. En este año también se reduce el límite de velocidad en vías urbanas y travesías, pasando de los 60 Km/h a los 50 Km/h.

• 2011: durante el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, se modificó el límite de velocidad en autopistas y autovías. Dicha modificación duró 4 meses durante los cuales se impuso un polémico límite de velocidad de 110 Km/h. El motivo fue el ahorro energético y reducir el número de accidentes. Pasados los cuatro meses se volvió a imponer el límite de 120 Km/h.

La historia de los límites de velocidad en España no terminará aquí. En 2014 se aprobó una nueva Reforma de la Ley de Tráfico, que seguro que sufrirá más cambios con el paso del tiempo.

Artículo patrocinado por Fénix Directo

Tu privacidad es nuestra prioridad

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines estrictamente funcionales, permitiendo la navegación en la web, así como para fines analíticos, para mostrarte publicidad en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (p. ej. páginas visitadas) y para optimizar la web. Clica AQUÍ para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar cookies” o configurarlas o rechazar su uso clicando en “Configurar cookies”.

Estrictamente necesarias

Estas cookies son necesarias para facilitar la correcta navegación por nuestro sitio web y aseguran que el contenido se carga eficazmente, permitiendo la correcta utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existen. Se incluyen cookies analíticas anónimas y agregadas para hacer recuento del tráfico del sitio y las páginas visitadas. 

Analíticas y optimización

Estas cookies son propias o de terceros que nos permiten optimizar tu experiencia en el sitio web, evaluando su rendimiento y mejorar añadiendo nuevas funcionalidades. 

Publicidad comportamental

Estas cookies son utilizadas para almacenar información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada. Gracias a ellas, podemos conocer los hábitos de navegación en el sitio web y mostrar publicidad relacionada con el perfil de navegación del usuario.