¿Cuánto sube el precio del seguro de coche por dar un parte?

Cada vez que damos un parte, ya estamos prácticamente esperando que nos suba la prima de nuestra póliza cuando nos toque renovarla. Automóvil

Una de las dudas más habituales, en particular, cuando bajamos al garaje y vemos los picotazos que nos han hecho en esa puerta, es si podemos usar nuestro seguro para dar un parte y arreglar estos pequeños desperfectos que tanto daño nos hacen a la vista, sin que esto suponga que la prima del año que viene suba y nos dé dolores de cabeza. En este sentido, es necesario distinguir entre aquellos partes que damos como responsables de un daño, responsables de un accidente, de los que se dan por daños propios a nuestro seguro de coche.

Responsable o receptor del daño… he ahí la cuestión

Determinadas compañías pueden negarse a suscribir un contrato de seguro cuando descubren que ya presentaste un parte de accidente como responsable del mismo. Sin llegar a tanto, también es cierto que el precio de tu seguro puede llegar a duplicarse, o a ser más del doble del precio inicial. Dejando aparte el caso de ser reincidente, si tenemos presentados dos partes de accidente como responsables del mismo, desde luego va a ser muy difícil que la nueva compañía nos acepte como asegurados.

Otro caso en el que podemos ver que la prima del seguro de nuestro coche tiene un ascenso significativo será si damos un parte cuyo coste supere lo estimado por la aseguradora como límite aceptable. Si la mano de obra se escapa por arriba, o si el precio de las piezas que haya que reponer es muy alto, podemos ver cómo la compañía trata de repercutir estos gastos en las pólizas siguientes. 

Desde el momento en que damos un parte como responsables de un accidente en el que hay daños a terceros, es probable que nuestra póliza de seguro sufra un aumento. La compañía aseguradora considera que a partir de entonces es más caro mantenerte como cliente que lo que se recauda por tu contrato, y las primas suben. De hecho, la media de subida está situada cerca del 30%, pero recuerda que este dato es una media, luego habrá compañías que apliquen subidas mayores. Como en otros casos, te recomendamos que revises el articulado de tu contrato de seguro para saber cuál es el porcentaje de subida que pueden aplicarte, ya que puede ser más alto que eso. 

Esta consulta, para la que puedes usar el tarificador de seguros de coche que El Corte Inglés Seguros pone a tu disposición, te permitirá conocer qué compañías son las que más y las que menos penalizan. 

Tan cierta es la subida si somos responsables del parte de accidente como cierto es que un buen número de compañías no consideran necesario subir la póliza de seguro cuando se presentan partes de daños propios sin contrario. Algunas establecen que el usuario puede dar hasta tres partes de este tipo, otras mantienen el número permitido en uno o dos partes de daños propios. 

Las compañías aseguradoras funcionan bajo el sistema de buenos y malos conductores, de manera que premian en sus pólizas a los conductores que no producen gastos, y por lo tanto pueden beneficiarse de descuentos en las pólizas del año siguiente, frente a aquellos que ocasionan gastos a la aseguradora y que verán cómo sus pólizas aumentan año tras año. 

Desde El Corte Inglés Seguros no dejaremos de recomendarte que dediques un tiempo a decidir qué compañía tiene la mejor oferta, tanto en el caso de ser causante como víctima de un accidente, así como de los beneficios previstos para aquellos conductores que no presentan partes, y que se pueden encontrar tanto en forma de dinero como en forma de tiempo hasta alcanzar el grado de buen conductor y tener acceso a las bonificaciones. Existen diferencias de hasta 300 euros entre compañías, o de 12 años entre el tiempo que observa una u otra hasta ser considerado buen conductor.

Hay diversas causas por las que puede subir el precio del seguro de tu coche, y varias situaciones que pueden darse cuando tenemos un golpe (algunas pueden afectar también al precio de tu póliza).

Si eres el responsable del accidente

Si tú eres el conductor que ha causado el accidente, cuando vayas a dar parte del siniestro a tu compañía, comenzarás a acumular esos partes como culpable de los que hablábamos más arriba, con lo que aumentan las posibilidades de que el precio de tu seguro pueda aumentar a la renovación de la póliza.

Si no eres el responsable del accidente

Si el conductor del coche contrario es quien ha provocado el siniestro, será su compañía la que asuma los gastos de la reparación de tu vehículo y de tus daños corporales, si los has tenido. Por lo tanto, no debes preocuparte por lo que respecta a la subida de la prima de tu seguro, ya que este escenario no afecta al precio que pueda tener tu seguro el año próximo.

Si eres culpable y el otro coche no está asegurado

En este caso, como tu seguro debe pagar -por la cobertura de Responsabilidad Civil- los daños del coche contrario, será el Consorcio de Compensación de Seguros quien reclame a tu compañía los importes necesarios. El conductor no asegurado tendrá que ponerse en contacto con el Consorcio para que se inicien estos trámites, ya que no tiene aseguradora que los realice por él. Eso sí, como consecuencia de este hecho, ese conductor que se desplaza con su coche sin seguro, se encontrará con una sanción ya que está prohibido que los vehículos no asegurados puedan circular o moverse.

Si no eres culpable y el otro coche no está asegurado

En este caso, dado que la compañía del coche que ha causado el accidente es la que debe cubrir tus daños y los de tu vehículo, pero no cuenta con una póliza en vigor, tu compañía reclamará al Consorcio de Compensación de Seguros el importe necesario para pagar la reparación de tu coche y abonar los gastos médicos o compensar económicamente los días de baja que hayas tenido a consecuencia del siniestro. Si esto sucede, tampoco se verá afectado el precio del seguro de tu coche por esta razón. 

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS