El blog de los seguros de El Corte Inglés

Razones por las que te pueden echar de un seguro

White collar worker in suit and tie tear contract closeup. Get jobless, arm form rip, job loss, customer offer, human resources, staff reduction, service failure, legal trouble, attitude concept White collar worker in suit and tie tear contract

Aunque no es lo frecuente, pueden existir motivos por los que una aseguradora decida rescindir el contrato o no continuar con la renovación de una póliza.

En la mayoría de los casos, la contratación de un seguro se trata de una decisión voluntaria que toma un individuo para cubrir un riesgo determinado. Sin embargo, existen casos en los que la suscripción de una póliza es una obligación que tiene que cumplir una persona y, en este caso, poder contratarlo se convierte en un derecho.

Hay casos en los que nos puede costar contratar un seguro ya que la compañía tiene el derecho para decidir si ofrece o no asegurarnos. Cuando la entidad no está dispuesta a correr el riesgo de asegurar a una persona determinada puede optar por no dejarle contratar una póliza. O también puede darse el caso de que no nos renueven la póliza si evalúan que el riesgo se ha visto alterado.

De hecho, hay otras formas de invitar al cliente a “marcharse” sin necesidad de no renovación, como subir la póliza sustancialmente de un año para otro.

Cuando pueden negar el seguro

Por motivos de edad

La edad del asegurado suele ser uno de los factores que puede imposibilitar en la contratación de una póliza. Hay casos en los que las compañías lo consideran un factor excluyente, o bien, porque la propia legislación exige al tomador haber alcanzado una edad, ya que para celebración de un contrato el Código Civil establece que debe haber alcanzado la mayoría de edad, es decir tener 18 años.

Es muy común que se den estos casos en las pólizas de salud. Las personas que se encuentren por encima de los 60-65 años tienen serias dificultades para contratar un seguro médico, porque son considerados individuos de “riesgo”.

Lo mismo sucede con las pólizas de vida. En estas no sólo se excluye a las personas mayores, sino que los menores de 14 años tampoco pueden ser asegurados porque la propia Ley del Contrato de Seguro, en su artículo 83, lo prohíbe de manera expresa.

Por incapacidad

No se refiere tanto a una incapacidad física, sino a una mental, ya que incluso la ley contempla la imposibilidad de formalizar un contrato con una persona incapaz.

Tener residencia española

Tener la residencia fiscal en España que puede ser excluyente a la hora de la contratación de un seguro. Pólizas de viaje, vida, coche o salud especifican que tener la residencia en nuestro país es un requisito fundamental para poder convenir un contrato. De hecho, mudarse de país puede ser un motivo para que se ponga fin.

Sin embargo, hay algunas excepciones. Si el tomador del seguro es una persona con nacionalidad española, y reside aquí sólo de manera habitual podrá contratar un seguro en España siempre y cuando así lo acuerden ambas partes.

En el caso es el de los ciudadanos extranjeros que, pese a vivir en España no han obtenido la residencia y desean contratar un seguro, algunas compañías lo permiten con la presentación del pasaporte, en lugar del DNI.

Antecedentes

Es decir, los factores que ya conocíamos antes de contratar un seguro y que omitimos para que no se incremente su precio. También pueden ser aquellos motivos con los que la compañía no este dispuesta a correr riesgos, como son haber tenido una enfermedad complicada, en el caso de los de salud, o un historial por siniestralidad, en el de los coches.

Como hemos dicho la compañía puede negar a un usuario la contratación de una póliza de vida o salud cuando padecen una enfermedad grave preexistente. Esto se sabe porque se requiere previamente que se rellene un formulario en el que debe responder a preguntas sobre enfermedades que sufra o haya sufrido. Mucho cuidado porque si se padece alguna dolencia y no se ha avisado a la aseguradora y se produce algún siniestro relacionado con ello, la compañía puede negarse a pagar la indemnización.

Motivos de expulsión

Nos pueden echar de la compañía si realizamos determinados actos que la aseguradora considere graves.

Impago de recibos

Por normal general, la compañía de seguros da un margen para que el asegurado abone los recibos. Eso sí, ten en cuenta que un recibo rechazado puede generarte sobrecostes con tu banco posteriormente. Si tienes retrasos importantes en los pagos o no los abonas, puede pasar que la compañía decida dejarte sin protección durante esos días hasta que abones el importe, o bien si son recurrentes, rescindir el contrato.

Engañar al declarar un valor superior por el contenido

Tienes que saber que hacer esto, es una forma de fraude al seguro y un motivo claro para rescindir la póliza. Por ejemplo, si en un seguro de hogar declaras que tu casa tiene un continente con un valor superior al que realmente tiene y cuando te sucede algún siniestro, la aseguradora descubre el engaño, no solo cancelará el contrato inmediatamente, sino que no te cubrirá nada de lo ocurrido hasta es momento. Lo mismo pasa a la hora de hacer un seguro de coche, que tienes que declarar los cambios fura de fábrica, o en un seguro de salud, patologías previas.

Además, te arriesgas a que la compañía ya no quiera seguir contigo y si tenías un buen precio por antigüedad, puedas perderlo.

Cometer fraude

Esto es una falta muy grave y que, por si no lo sabías, afecta a todos los asegurados, porque los fraudes que no son detectados los pagamos todos los usuarios de la compañía. Obviamente, si decides cometer fraude, el contrato va a ser rescindido por la aseguradora, y no solo eso, puedes ser denunciado y tener que pagar unos costes muy elevados.

Además, tu historial puede quedar manchado y a posteriori tendrás dificultades para acceder a otro seguro.

Si te quieres ahorrar disgustos y problemas futuros puedes evitar que te rescindan el contrato, siguiendo estas pautas:

  • Lee bien las condiciones del contrato antes de firmarlo, asegurándote de que todas las coberturas y riesgos están bien declarados.
  • Sé honesto y consciente de tus obligaciones como usuario.
  • Actualiza la póliza cuando que añadas algún objeto de valor nuevo. Incluso si tienes una nueva mascota, inclúyela en tu seguro del hogar.
Artículos destacados

HABLA CON UN ASESOR

Deja tus datos y te llamaremos para resolver tus dudas y recibir asesoramiento

OBTENER PRESUPUESTO Y CONTRATAR

¿Quién es responsable del tratamiento de tus datos personales?

▪ CENTRO DE SEGUROS Y SERVICIOS, CORREDURÍA DE SEGUROS, S.A., GRUPO DE SEGUROS EL CORTE INGLÉS (Sociedad Unipersonal) Inscrita en la DGSyFP con Nº J0200 / Concertado Seguro de Responsabilidad Civil y Capacidad Financiera, según legislación vigente. Existencia de vínculo estrecho con Seguros El Corte Inglés, Vida, Pensiones y Reaseguros, S.A.U.

▪ N.I.F.: A-28128189

▪ Domicilio social: C/  Hermosilla 112, 28009 - Madrid

▪ Domicilio oficina principal: C/ Princesa 47,  28008 - Madrid

▪ Datos registrales: Registro Mercantil de Madrid: Tomo 945, Folio 1, Inscripción 32, Hoja M – 18707.

Representante de CENTRO DE SEGUROS Y SERVICIOS: delegado.protecciondatos@seguroseci.es

¿Con qué finalidad recabamos tus datos personales?

Facilitarte un presupuesto del seguro o servicio solicitado según los datos que has indicado, así como, en su caso, llevar a cabo la contratación del seguro o servicio solicitado.

¿Por cuánto tiempo almacenamos tu información personal?

Tus datos serán conservados mientras dure la actividad y una vez finalizada se conservarán durante el tiempo legalmente establecido.

¿Cuál es la legitimación que tenemos para realizar su tratamiento?

La legitimación para el tratamiento viene determinada por tu consentimiento, que ha sido prestado y recabado a través de la solicitud que has realizado en nuestra web. En caso de que realices una contratación, la legitimación para el tratamiento de tus datos será la ejecución del contrato.

¿A quién podemos comunicar tu información personal?

Se podrán comunicar los datos facilitados por el cliente para realizar la tarificación o contratación del seguro o servicio, así como a las Administraciones Públicas que lo requieran en virtud de disposición legal.

¿Cómo puedes ejercer tus derechos?

Tienes derecho a obtener el acceso a tu información personal, así como a solicitar la rectificación de los datos inexactos o, en su caso, solicitar la supresión cuando, entre otros motivos, los datos ya no sean necesarios para los fines para los que fueron recogidos.

En determinadas circunstancias, y por motivos relacionados con tu situación particular, podrás oponerte al tratamiento de tus datos. Tu información personal dejará de tratarse para aquellas finalidades respecto de las que hayas manifestado tu oposición. De igual forma puedes ejercer el derecho de limitación del tratamiento de tu información personal, solicitándonos la conservación de la misma.

En determinadas circunstancias, podrás solicitar la portabilidad de tus datos a otro responsable de tratamiento.

Podrás ejercer tus derechos sin coste alguno, recibiendo una respuesta en los plazos establecidos por la legislación vigente en materia de protección de datos. Puedes elegir entre los siguientes medios:

-          Solicitud escrita y firmada dirigida a Centro de Seguros y Servicios, Correduría de Seguros, S.A.U., Grupo de Seguros El Corte Inglés en la C/ Princesa, nº 47, 28008 - Madrid (Servicio de Atención al Cliente), debiendo adjuntar copia del documento que acredite tu identidad, así como su dirección de correo electrónico, si dispones de ella.

-          Solicitud a la dirección de correo electrónico: atcliente@cess.elcorteingles.com, adjuntando fotocopia y/o copia escaneada del documento que acredite tu identidad.

-          Llamando al teléfono 91 266 87 56, Servicio de Atención al Cliente de CENTRO DE SEGUROS Y SERVICIOS.

Puedes presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, especialmente cuando no estés satisfecho con la respuesta al ejercicio de sus derechos. Para más detalle, puedes consultar la web www.agpd.es

Tu privacidad es nuestra prioridad

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines estrictamente funcionales, permitiendo la navegación en la web, así como para fines analíticos, para mostrarte publicidad en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (p. ej. páginas visitadas) y para optimizar la web. Clica AQUÍ para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar cookies” o configurarlas o rechazar su uso clicando en “Configurar cookies”.

Estrictamente necesarias

Estas cookies son necesarias para facilitar la correcta navegación por nuestro sitio web y aseguran que el contenido se carga eficazmente, permitiendo la correcta utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existen. Se incluyen cookies analíticas anónimas y agregadas para hacer recuento del tráfico del sitio y las páginas visitadas. 

Analíticas y optimización

Estas cookies son propias o de terceros que nos permiten optimizar tu experiencia en el sitio web, evaluando su rendimiento y mejorar añadiendo nuevas funcionalidades. 

Publicidad comportamental

Estas cookies son utilizadas para almacenar información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada. Gracias a ellas, podemos conocer los hábitos de navegación en el sitio web y mostrar publicidad relacionada con el perfil de navegación del usuario.