El blog de los seguros de El Corte Inglés

¿Qué tipo de aceite es el más adecuado para mi coche?

¿Qué tipo de aceite es el más adecuado para mi coche? Automóvil

Al contrario de lo que la mayoría de la gente piensa, el aceite no solo es necesario para lubricar las partes de fricción dentro del motor. Además, también debe remover y remover la suciedad generada durante la combustión, especialmente para enfriar partes internas que no están en contacto con el refrigerante.

 

Los motores sobrealimentados modernos someten piezas como los pistones a temperaturas muy altas. No entran en contacto con el refrigerante del motor, por lo que muchos fabricantes lo enfrían dirigiendo un chorro de aceite dirigido a la falda del pistón.

 

La turbina también es un componente que alcanza temperaturas extremas y debe enfriarse y lubricarse, por lo que el aceite de motor de alta calidad es absolutamente esencial.

 

Sin embargo, parece que no es suficiente, dado que el sistema de filtro anti-partículas debe estar instalado en el motor diesel, el aceite debe coexistir con el exceso de combustible en el cilindro.

Por lo tanto, el aceite de alta calidad en los vehículos puede prevenir fallas de alto presupuesto. ¡No ahorre combustible! A largo plazo, en lugar de ahorrar costos, este es un tema más costoso.

Por ejemplo, entre 5 litros de aceite de motor premium y 5 litros de aceite de motor normal, la diferencia máxima es de 80 euros. Es absurdo pretender ahorrar 80 euros cada 20.000 kilómetros y arriesgarse a una pérdida de más de 2.000 euros.

 

El aceite de motor que usamos en el automóvil puede ser de cualquier marca, pero debe cumplir con las especificaciones establecidas en el manual de usuario, que establece que debe exceder el estándar de aceite de motor que se puede usar en el motor.

 

-Utilice únicamente el aceite recomendado por el fabricante.

 

Estrictamente hablando, esta es la primera regla a considerar.

Una de las características del aceite es su viscosidad. En el lenguaje, tendemos a confundir viscosidad con densidad. La viscosidad es la resistencia a la que debe fluir un líquido.

A temperaturas más altas, su viscosidad disminuye, pero esto es una desventaja porque dejará de lubricar si pierde viscosidad. Para evitar esto, los fabricantes de aceite agregan aditivos que hacen que la viscosidad aumente con la temperatura. El grado de viscosidad está representado por 2 números, con W en el medio. Cuando vemos que el estado del recipiente de aceite es 0W30, significa que su viscosidad fría es 0 grados y 30 grados en el estado caliente. En general, a menudo es interesante establecer el grado de viscosidad en frío lo más bajo posible para que el aceite fluya mejor. Y lubricar las piezas lo antes posible.

 

Además de la viscosidad, el aceite también tiene muchas otras propiedades importantes:

 

-Digualdad: Se refiere al tiempo que el aceite permanece en la superficie sin evaporarse ni descargarse. Lo importante es que aunque no usemos el coche durante mucho tiempo, el aceite debe ser grasoso para proteger el motor de la corrosión y mantener un cierto grado de lubricación.

 

-Punto de ebullición: es la temperatura a la que el aceite comienza a hervir y evaporarse.

 

-Punto de combustión: es la temperatura a la que el aceite comienza a arder.

 

-Punto de carbonización: se refiere a la temperatura a la que el residuo de aceite se vuelve sólido.

 

-Resistencia al polvo: Los motores diésel producen mucho carbono, que debe eliminarse por lavado. El lubricante que utilicemos debe poder diluir bien estas cenizas.

 

Todos estos datos están indicados en el embalaje y considerados en diferentes estándares de certificación.

 

Tipo de aceite

Hoy en día, la mayoría de los motores solo aceptan aceite 100% sintético.

 

Según su composición química, existen varios tipos de aceite de motor. Los principales tipos de aceite son:

 

-Minerales: Hoy en día apenas se utilizan, solo se utilizan en determinados coches y maquinaria clásica. El aceite contiene algunas partículas minerales con capacidad lubricante, principalmente grafito.

 

-Grado único: este aceite funciona bien en un rango de temperatura muy estrecho, por lo que es importante cambiar el aceite en invierno y verano. También están abandonados.

 

-Multi-level: Estos aceites se pueden utilizar durante todo el año debido a su rango de temperatura de funcionamiento. Tampoco se utilizan en coches modernos.

 

¿Cuándo se debe cambiar el aceite del automóvil?

 

Asimismo, el tiempo de mantenimiento lo especifica el fabricante. Hay que tener claro que el aceite de motor no solo se deteriora con la cantidad de kilómetros que recorremos, también lleva tiempo, por lo que suele estar especificado en el plan de mantenimiento, por ejemplo, cambiar el aceite cada 20.000 kilómetros o un año, todo lo que ha pasado antes.

 

No extienda el período de mantenimiento y cambie el aceite como máximo dentro del período especificado por el fabricante del automóvil. En algunos modelos, el cambio de aceite no es fijo y variará según nuestro uso, nuestro estilo de conducción, etc ...

 

Principales fallas causadas por mal aceite

El principal problema de utilizar aceite lubricante de calidad inferior o no cumplir con los términos de mantenimiento del fabricante es que hemos acortado considerablemente la vida útil del motor.

 

Todos los fallos provocados por un aceite de baja calidad suponen un gran gasto:

 

- Agarre de piezas mecánicas: Un aceite pobre puede hacer que algunas tuberías de lubricación bloqueen y sequen determinadas piezas (como los casquillos de las bielas), atascándolas. El coste de la reconstrucción del motor oscila entre los 2.000 y los 15.000 euros.

 

-Problema de válvulas: Hoy en día, la mayoría de los motores utilizan taqués hidráulicos para ajustar las válvulas. Un aceite pobre puede causar un desgaste prematuro de los árboles de levas y las válvulas. El coste de reparación de culatas y árboles de levas oscila entre los 1.000 y los 3.000 euros.

 

 

Artículos destacados

Tu privacidad es nuestra prioridad

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines estrictamente funcionales, permitiendo la navegación en la web, así como para fines analíticos, para mostrarte publicidad en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (p. ej. páginas visitadas) y para optimizar la web. Clica AQUÍ para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar cookies” o configurarlas o rechazar su uso clicando en “Configurar cookies”.

Estrictamente necesarias

Estas cookies son necesarias para facilitar la correcta navegación por nuestro sitio web y aseguran que el contenido se carga eficazmente, permitiendo la correcta utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existen. Se incluyen cookies analíticas anónimas y agregadas para hacer recuento del tráfico del sitio y las páginas visitadas. 

Analíticas y optimización

Estas cookies son propias o de terceros que nos permiten optimizar tu experiencia en el sitio web, evaluando su rendimiento y mejorar añadiendo nuevas funcionalidades. 

Publicidad comportamental

Estas cookies son utilizadas para almacenar información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada. Gracias a ellas, podemos conocer los hábitos de navegación en el sitio web y mostrar publicidad relacionada con el perfil de navegación del usuario.