Para tener un vehículo es necesario que esté registrado a nombre de un propietario para evitarnos futuros problemas. De hecho, para cumplir con la legalidad el coche debe estar inscrito correctamente.

Cuando nos referimos a la titularidad de un coche, estamos hablando de la persona propietaria de un determinado vehículo, ya sea coche o moto, que ha inscrito este derecho en la base de datos de la Dirección General de Tráfico (DGT). En ella se recoge conjuntamente la información del propietario y la información del vehículo.

Pero para saber que significa cambiar la titularidad, primero debemos entender la diferencia entre los términos titular y propietario. Es importante este punto porque ambos conceptos tienen un significado parecido y que, de hecho, en muchos casos pueden coincidir.

En primer lugar, se suele presuponer que todos los titulares son también los propietarios de un determinado bien, pero no siempre es este el caso. La diferencia, grosso modo, es que el titular es el propietario de un bien que además ha inscrito su derecho en un determinado registro público, con la intención de darlo a conocer y de que se pueda consultar por terceros.

En base a esto, el titular siempre sería el propietario, pero como hemos dicho, no ocurre esto en todas las situaciones, ya que antes de realizar la inscripción puede existir una compraventa entre particulares y que el nuevo propietario aún no haya inscrito la titularidad del bien. En dicho caso, ambas figuras serían distintas y no se unificarían hasta que el comprador inscribiese el bien y su titularidad en el registro.

Es importante hacer este cambio porque, por ejemplo, las multas que pueda tener el nuevo propietario te llegarían a ti.

Gestiones para cambiar la titularidad del coche

Para que exista la necesidad de tener que cambiar la titularidad de un vehículo tiene que haber una transmisión de esta propiedad, es decir, una compraventa, una sucesión o una donación. Pero la que vamos a analizar es el cambio de titularidad por una venta.

¿Quién debe hacer el cambio de titularidad y dónde se realiza?

Según dicta la ley quien tiene la obligación de hacer el cambio es del comprador, que es quién pasa a ostentar la titularidad del vehículo que acaba de adquirir ante la Dirección General de Tráfico.

¿Cuál es el plazo del que dispongo?

Cuando ya se ha realizado la compraventa hay que realizar el cambio de titularidad por ley en el plazo de 15 días desde la celebración del contrato, ya sea entre personas o empresas.

¿Qué coste tiene el cambio de titularidad?

Para los residentes en la península el coste establecido es de 54,60€ para los coches y de 27,30€ si es un ciclomotor. Pero para las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla o en el archipiélago canario, hay un sobrecoste de unos 8,30€ aproximadamente, y, además, se debe rellenar el certificado de Aduanas para dejar constancia de que estás al día en tus obligaciones tributarias.

Documentación necesaria

Para poder realizar un cambio de titularidad debes presentar ante la DGT una serie de documentación:

  • Copia original del contrato de compraventa: este documento demuestra que se transmite la propiedad entre particulares y en el al menos deben figurar los siguientes datos del comprador y vendedor: nombre y apellidos, DNI, domicilio, fecha del contrato, datos técnicos del vehículo (al menos: matrícula, marca, modelo, número de bastidor, antigüedad y kilometraje).
  • DNI, del comprador como del vendedor.
  • Solicitud impresa de cambio de titularidad. Es necesario cumplimentar el documento “Cambio de titularidad y notificación de venta de vehículos” que debe ir firmado por ambas partes.
  • Original y copia del permiso de circulación del vehículo.
  • Justificante del pago del impuesto de matriculación.
  • Justificante del abono de las tasas correspondientes. El importe antes mencionado en el apartado de costes.
  • Justificante de la liquidación del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales.

Además, es muy importante cancelar cualquier sanción impuesta por infracción anotada en el Registro de Vehículos. También se debe liquidar el impuesto de circulación del año anterior y, en el caso de que el vehículo estuviese financiado, habrá que cancelar cualquier limitación a la libre disposición del vehículo, que estuviese inscrita en el Registro de Bienes Muebles.

¿Cómo compruebo la titularidad del vehículo?

Cuando queramos vender o comprar un vehículo, lo primero que debes hacer es solicitar el informe de titularidad a la DGT. Este documento es el que te permite comprobar que quién vende dicho vehículo es efectivamente el titular y por tanto puede, como vendedor, efectuar la compraventa.

Este documento se suele solicitar por parte comprador de manera previa a la formalización de una compraventa para cerciorarse de que quien realiza la venta es efectivamente el propietario del vehículo.

Y si necesitas un seguro para tu coche o moto, recuerda que en El Corte Inglés Seguro contamos con las mejores pólizas hechas a tu medida.