Cada vez son más las personas que se han apuntado al saludable hábito de montar en bicicleta. El paisaje urbano presenta un aspecto que hace años no era tan habitual, como es el de automóviles y bicicletas compartiendo los mismos espacios de circulación. Todos somos cada vez más conscientes de que los ciclistas son vulnerables e incluso se han puesto en marcha campañas de la DGT para concienciar sobre la presencia de las bicis.

Pero si tanto como los ciclistas como el resto de conductores deben ser prudentes cuando circulan, también hay que saber transportar la bicicleta en el coche de forma correcta cuando decidimos hacer un viaje en nuestro vehículo y no queremos prescindir de nuestros momentos sobre las dos ruedas una vez llegados a nuestro destino.

Transportar el equipaje de forma correcta es fundamental para que el coche no se desestabilice ni el peso o la ubicación de los bultos afecte a la aerodinámica del vehículo en circulación o pueda poner en peligro a los ocupantes del coche o al resto de conductores. En el caso del transporte de bultos más pesados y de gran tamaño como puede ser una bicicleta, existen elementos destinados a que este tipo de objetos puedan ser incluidos en un vehículo con total seguridad.

A continuación te ayudamos a saber cómo elegir el mejor portabicicletas para el coche:

·         Portabicicletas de remolque: la bicicleta se ubica sobre una plataforma o se cuelga sobre unas barras. Se trata de un sistema que va remolcado a través de una bola de remolque instalada en la parte trasera del vehículo. La ventaja es que el maletero se puede abrir aunque el coche lleve instalado este sistema para transportar bicicletas.

·         Portabicicletas para el techo del coche: son los más habituales y económicos. Se instala en las barras superiores del vehículo y puede dejarse fijo para utilizarlo cuando se necesite. Pero colocar las bicicletas en el techo del vehículo hace que la altura del mismo se modifique, además de que afectará a la aerodinámica, ya que las bicicletas en el techo ofrecerán más resistencia. Ten en cuenta que resultará más costoso ubicar las bicicletas en el techo del coche que en la parte trasera.

·         Portabicicletas para el portón trasero del vehículo: las bicicletas se transportan sobre una plataforma o colgadas sobre una barras situadas en la zona trasera del vehículo, pero sin la necesidad de instalar una bola de remolque. Mejora la aerodinámica del vehículo pero recuerda que se obstaculiza la apertura del maletero cuando las bicicletas son transportadas.

Para conducir con seguridad recuerda anclar bien la bicicleta durante su transporte y señalizarlo de la manera adecuada si fuera necesario.