Mantener tu coche como el primer día no es tarea fácil, la exposición al frío y al calor, el lavado del automóvil en centros de autolavado y muchos más factores externos hacen que la pintura de nuestro coche sufra y se desgaste.

Sabemos que en época de crisis cualquier ahorro es poco. Y más si lo que queremos hacer es gastarnos el dinero en algo similar a un capricho. Mi coche funciona bien pero quiero darle un aire nuevo y pintar su carrocería. Si finalmente te decides a hacerlo, te proponemos el reto de pintarlo tú mismo. Te ahorrarás unos cuantos euros y pasarás un rato entretenido.

 

Importante: A parte de las herramientas y productos correctos, también es necesario ser un poco manitas para que el proyecto no se convierta en un desastre de proporciones épicas…

 ¿Qué pasos debemos seguir para pintar el coche adecuadamente?

El proceso que debemos seguir para modificar el color del automóvil es largo y trabajoso pero si le ponemos intención y ganas el resultado puede ser igual que si lo hubiese hecho un profesional.

 

1) Lijar

Lo primero que vamos a hacer es lijar la superficie del coche y a continuación vamos a usar un disolvente para limpiar las impurezas y suciedad que queden. El uso del disolvente es la mejor solución para eliminar cualquier elemento que contenga restos de aceite o suciedad. Es necesario para que los materiales de trabajo se agarren con la fuerza suficiente.

2) Arreglar 

En caso de que el vehículo tenga golpes notables, podemos rellenarlos con masilla y alisar hasta que la abolladura desaparezca. No debes utilizar capas superiores a los 5 mm aproximadamente en la masilla, o podremos tener problemas de adherencias tanto en la propia masilla como en sustratos posteriores. Si los desperfectos son notables, es mejor hacer un poco de trabajo de carrocero o sustituir la pieza si es posible.

3) Imprimar

Aplicamos la imprimación para que haya un posterior mejor fijado de la pintura y lijamos de nuevo. Esta vez un lijado fino.

4) Pintar

Ahora es el momento de aplicar la pintura. Recordad primero de ver cuáles son las indicaciones del fabricante, puesto que varían bastante entre tipos de pinturas. Para realizar las mezclas, normalmente se usa un 50% de pintura, 25% de diluyente y 25% de catalizador en monocapa y 75% de pintura y 25% de diluyente en bicapa.

Aplicamos como mínimo un par de manos de pintura, esperando unos 20/25min entre mano y mano. Si disponemos de algún aparato que aporte calor nos ayudará en el proceso de secado y fortalecerá las capas de pintura.

5) Lacar

Finalmente vamos al lacado. Esta parte es muy delicada puesto que el polvo y la suciedad se le adhiere muy fácilmente. Una de las ventajas principales de las cabinas de pintura es precisamente el hecho de trabajar en un ambiente libre de partículas, lo que permite obtener resultados óptimos.

Si te aventuras a lacar el vehículo fuera de una cabina, intenta que tu entorno esté lo más limpio posible. Tras haber pintado la última mano, la espera se debe alargar hasta en una hora. De este modo, podremos comenzar con el proceso de lacado. A esto hay que sumarle que gotea con mucha facilidad. De aquí depende tanto el matiz como el brillo del coche.

6) Secar

Debemos esperar unas cuantas horas hasta que el barniz se seque por completo, así que cerrad la puerta del garaje/taller y evitad seguir en la zona para no levantar suciedad.

Cuando el barniz esté seco, ya podremos disfrutar de nuestro coche como recién salido del concesionario.

 

¿Qué debo hacer para que la pintura me dure más tiempo?

Te dejamos unas recomendaciones que debes de tener en cuenta si quieres que la pintura de tu coche se mantenga por más tiempo.

 

-Evita los autolavados.

Los autolavados, si bien son muy rápidos y cómodos, lo cierto es que son muy poco delicados con la pintura de tu coche.

La acción de los rodillos, golpeando y arrastrando las cerdas del cepillo por la pintura genera una abrasión en la misma en forma de micro arañazos.

Evita siempre que sea posible los autolavados, sobre todo si están viejos y descuidados. Pero si no tienes tiempo, y no tienes mas remedio que usar uno, procura buscar uno de confianza que esté bastante nuevo y cuidado.

 

-No uses productos inadecuados para lavar el coche.

Debemos de dejar claro que un lavado a mano con productos inadecuados puede ser igual de dañino, o más, que lavar el coche en un autolavado viejo para la pintura de tu coche.

No es recomendable lavar el coche con estropajo ni cepillo de barrer. Tampoco es recomendable usar lavavajillas, amoniaco o lejías para lavar la carrocería. Estos productos pueden dejar manchas en la pintura y en otras partes de la carrocería.

La mejor opción es emplear champús especiales para carrocerías, ya que tienen un ph correcto y estas diseñados para eliminar las sustancias mas frecuentes de encontrar en un coche, y enjabonar y secar el coche con bayetas y toallas de microfibra. ¡Cuánto más mimo mejor!

 

-No estaciones bajo arboles.

La tentación de aparcar bajo un árbol puede ser irresistible por la sombra que producen. Pero debes tener en cuenta algunos aspectos que hacen que aparcar bajo un árbol sea mas perjudicial que beneficioso:

– Los arboles, según la época del año, pueden desprender resinas que se adhieren a la pintura de tu coche. Esta resina es realmente difícil de eliminar con un simple lavado.

– Los arboles son lugares muy frecuentados por aves e insectos. Como ya sabemos, los excrementos de estos animales son especialmente peligrosos para la pintura de tu coche; si aparcas bajo un árbol se acumulará gran numero de excrementos en la pintura de tu coche.