Aunque sea para realizar desplazamientos cortos, hay una serie de cosas que siempre debes llevar en el coche para viajar seguro. Algunas de gran utilidad según las circunstancias y otras porque, directamente, te obliga la ley:

Chaleco y triángulo reflectantes: siempre debes llevar estos elementos en el maletero. Ante cualquier incidente con el vehículo, algo que puede ocurrir incluso en un trayecto de diez metros, estarás obligado a utilizarlos, por tu seguridad y la de los demás.

• Documentación: nunca olvides llevar toda la documentación en regla, tanto los papeles del vehículo como la documentación del conductor: DNI, permiso de circulación, ITV, ficha técnica, etc.

• Repuestos para las luces: en caso de que se funda algún faro, debes llevar un repuesto para poder sustituirlo.

• Rueda de repuesto: es una de las cosas que estás obligado a llevar en el coche siempre, tanto la rueda como el kit para poder sustituirla en caso de pinchazo.

• Una pequeña linterna: aunque este objeto no es obligatorio, puede ser de gran ayuda para tener visibilidad en los pequeños recovecos oscuros del coche.

• Un botiquín: tampoco es obligatorio, pero si es otra de las cosas imprescindibles que hay que llevar en el coche. Puede ser muy útil si sufrimos cualquier pequeño percance de salud mientras conducimos: un dolor de cabeza, un pequeño corte, etc.

• Una manta: nunca se sabe en qué momento ni dónde podemos quedarnos tirados con el coche. Imagina que es pleno invierno y tu vehículo se para en medio de la nada. Agradecerás una manta que te proporcione calor en caso de que tengas que esperar un tiempo largo hasta que alguien acuda en tu ayuda.

• Gafas de sol: llevar siempre unas gafas en la guantera evitará esos momentos tan molestos como cuando la luz te deslumbra de cara y te das cuenta de que te has dejado las gafas en casa.

• Un rascador: en invierno es muy habitual que se forme escarcha en la luna del vehículo. Con un rascador podrás eliminarla de forma sencilla y rápida.

• Mapa de carreteras y agenda: nunca confíes en que tu móvil va a estar operativo en todo momento. Si te quedas sin batería, no podrás acceder a números de teléfono ni al GPS. Llevar una agenda con los teléfonos importantes anotados o un mapa de carreteras, puede sacarte de un apuro.

• Teniendo en cuenta el punto anterior, la última de las cosas imprescindibles que hay que llevar siempre en el coche, es un cargador de móvil para vehículo.

Ten un buen seguro a mano. Lo mejor para disfrutar de tu coche y conducir tranquilo es saber que vas con el seguro que más te conviene.

Artículo patrocinado por Fénix Directo