Muchas personas tienen dudas sobre cuándo cambiar el aceite del coche.

Aunque tu vehículo no dé señales de que algo va mal, no te confíes. Si ha pasado más tiempo del que debería sin que el aceite sea cambiado, éste estará en mal estado, por lo que aunque nuestro vehículo circule con normalidad, el motor y las piezas, que deben lubricarse, se estarán viendo afectados. Se desgastarán con más facilidad, afectando más adelante al correcto funcionamiento del coche, por no mencionar el gasto en reparaciones que provocará.

Evita problemas y ten claro desde ya, cuándo cambiar el aceite del coche. Para saberlo, toma nota de las siguientes indicaciones:

  • Todas las marcas y modelos de vehículos facilitan un manual de instrucciones con las indicaciones básicas para conocer el funcionamiento del vehículo y los tipos de materiales que utiliza. Entre estas indicaciones, el fabricante siempre suele especificar el tipo de aceite que usa nuestro coche y cada cuánto tiempo es necesario cambiarlo.
  • Cuándo cambiar el aceite del coche varía mucho dependiendo de los años que posee el vehículo. Los coches más nuevos, de reciente fabricación, suelen necesitar un cambio de aceite con menos frecuencia que los coches viejos. Algunos utilizan un aceite denominado “long life” que llega a poseer una vida útil durante 30.000 km.
  • En cualquier caso, si utilizas el coche a diario, sobre todo en ciudad, es recomendable que realices los servicios de mantenimiento del vehículo, entre los que se encuentra el cambio de aceite, todos los años. Puede ocurrir que, aunque no hayas recorrido los kilómetros indicados por el fabricante, los continuos arranques en frío, una forma brusca de conducir, o circular en ambientes con muy altas o bajas temperaturas, aceleren el momento de cambiar el aceite del coche. En un taller sabrán indicarte, tras las comprobaciones correspondientes, si es necesario o no dicho cambio.

Recuerda que no tener claro cuándo cambiar el aceite del coche puede traer consecuencias nefastas para tu vehículo. Aunque es una tarea relativamente sencilla, si desconoces cómo hacerlo, acude a un taller de confianza para que un profesional realice el trabajo. El gasto de este tipo de intervenciones no es muy elevado.

Artículo patrocinado por Fénix Directo