Tener un buen seguro de coche nos da la tranquilidad de estar cubiertos antes cualquier percance que nos pueda suceder. En los últimos 20 años el Seguro se ha encargado de la reparación de 76 millones de vehículos que se dice pronto.

Las reparaciones de los vehículos de motor se han realizado (y se realizan) gracias a los convenios de indemnización directa del sector asegurador, CICOS. Con este sistema se ha logrado reducir de 45 a 6 días el tiempo medio para resolver un golpe de chapa entre vehículos.

Dichos convenios son los responsables de la conocida “declaración amistosa de accidentes”. Si el famoso “librillo azul” que llevas en la guantera del coche para rellenar un parte en caso de que ocurra un accidente.

Como ya sabrás, el seguro de coche obligatorio es el seguro de responsabilidad civil, el cual cubre los daños a terceros. Por ejemplo, cuando dos vehículos se dan un golpe en el que no hay consecuencias para las personas y los daños son solo materiales y son de distintas aseguradoras (lo cual ocurre en 7 de cada 10 accidentes que se producen), en teoría, para poder empezar a reparar los coches, antes hay que esperar a saber quién es el responsable del accidente, ya que el que tiene que pagar la facturación de la reparación es la aseguradora del coche que tuvo la culpa del accidente.

De hecho, hace más de 25 años este era el procedimiento a seguir, y cada vez que se producía un accidente, no quedaba otro remedio que esperar pacientemente has que se aclaraba quien era el que tenía que pagar. Sin embargo, este procedimiento no era bueno para los clientes ya que se quedaban sin disponer de su coche mucho tiempo.

Pero gracias a los convenios de indemnización directa, esto ya no sucede. Dichos convenios son acuerdos entre aseguradoras gracias a los cuales, cada vez que ocurre un accidente, cada aseguradora repara inmediatamente el vehículo de su cliente.

Mientras tanto, en paralelo, se lleva a cabo un proceso altamente tecnificado en el que ambas aseguradoras se ponen de acuerdo sobre quién es el responsable del accidente y entonces se compensan los pagos que han tenido que hacer en cada caso. Es decir, la aseguradora “responsable” del accidente es la que tiene que compensar a la parte no culpable por el gasto que ha realizado.

Y todo este proceso se hace dentro del marco de compensación de CICOS que, como hemos comentado en el inicio, en los últimos veinte años se ha encargado de la reparación de 76 millones de vehículos implicados en percances.

El principal servicio que ha prestado CICOS ha sido en términos de movilidad. Ha servido para ahorrar los días de espera que antes tenía que aguardar el conductor sin vehículo, y que ahora ya no tiene que esperar porque la reparación se hace mucho más rápida. De hecho, el coste que le supone un conductor no tener su coche se ha reducido considerablemente gracias a este sistema.

La creación del proyecto CICOS fue pionero en el uso de las tecnologías de la información por parte del sector del seguro del automóvil, en un momento, a principios de los noventa del siglo XX, en el que este tipo de proyectos no era tan habitual.

Y si estás buscando un buen seguro de coche, Nosotros te asesoramos para que encuentres las coberturas que necesites y mejor se adapta a tus necesidades por el mejor precio posible. Ni más, ni menos. Gana en seguridad y ahorra en cuotas al contratar tu póliza con El Corte Inglés.