La revisión periódica de nuestro coche es algo fundamental que todos los conductores debemos realizar para garantizar la seguridad al volante. La importancia de cambiar el filtro de aceite del coche y el filtro del aire es notable y es uno de los trabajos que no debemos olvidar hacer en nuestro vehículo. Un coche en mal estado puede provocar averías que, si se dan circulando, pueden generar el descontrol de la máquina y provocar un accidente.

Evitar averías no sólo salvaguarda nuestra seguridad, sino que además nos puede ahorrar mucho dinero en reparaciones que, de haber realizado el mantenimiento adecuado, habríamos evitado.

El motor es una de las principales piezas del coche. La importancia de cambiar el filtro del aceite del vehículo radica en que de él depende su buen funcionamiento. Además, la limpieza del motor puede ayudar a que no se acumule polvo y suciedad en él, lo que mejorará junto con el cambio del filtro del aceite, su rendimiento.

Todos los filtro del coche cumplen una función específica, tanto el del aire, como el de combustible y el del aceite, pero el cambio del filtro del aceite es el más primordial de todos. Las piezas del motor logran su correcto engranaje a través del aceite, el cual reduce la fricción entre las mismas. SI las piezas del motor se desgastan menos, se alargará su vida útil y mejorará su rendimiento.

Además, es normal que el aceite del coche contenga impurezas: pequeñas partículas de metal desprendidas de las diferentes piezas que lubrica, impurezas desprendidas en la combustión, etc. La importancia de cambiar el filtro de aceite radica en que, si este se encuentra en mal estado o demasiado sucio, no filtrará de forma correcta las impurezas que flotan en el lubricante. Dichas partículas terminarán, por tanto, llegando al motor y afectando a su correcto funcionamiento y en consecuencia al correcto funcionamiento del vehículo.

Para conducir seguros y evitar daños en el motor y en la mecánica de nuestro coche, es importante cambiar el filtro del aceite respetando los periodos de mantenimiento marcados por el fabricante. Prepara tu coche en verano o en cualquier estación del año siempre que lo necesite. Una revisión general cada año que incluya el cambio del filtro del aceite siempre debe hacerse. No será suficiente cambiar sólo el lubricante. Si se cambia pero se deja un filtro sucio o en mal estado, se mezclará un aceite con impurezas con el limpio, lo cual no resultará muy efectivo.