Cuando todos los factores que dependen de ti fallan en la prevención de accidentes, tu seguridad queda en manos de unos pocos elementos del coche, como son la carrocería, los airbags y, por supuesto, el cinturón de seguridad, posiblemente el elemento más importante de tu vehículo para asegurarte la protección durante la conducción.

Todos los estudios realizados han comprobado que su uso salva miles de vidas cada día en todo el mundo. De hecho, las estadísticas sobre accidentes revelan que casi 200 de las personas fallecidas en accidente de tráfico no llevaban puesto el cinturón de seguridad.

Si aún no eres consciente de la importancia del uso del cinturón de seguridad y de la vital función de este elemento de seguridad pasivo, graba bien en tu memoria los siguientes datos que te vamos a ofrecer a continuación.

  • Tras un impacto con el vehículo, una persona que utiliza el cinturón de seguridad tiene cinco veces más probabilidades de sobrevivir que otra que no lo use.
  • El cinturón de seguridad evita el impacto de los ocupantes contra los cristales, el salpicadero, los asientos o el volante. El cinturón inmoviliza al ocupante de un coche en el asiento durante el tiempo que dura el accidente, minimizando los daños físicos tras el siniestro.
  • Se ha comprobado que un 75% de las personas que sobreviven a un accidente de circulación llevan el cinturón de seguridad. Las consecuencias para ellos, tras un accidente, no son peores, porque gracias a este elemento pueden protegerse durante la conducción, mucho más si viven una situación complicada durante el trayecto.
  • Más de la mitad de los casos de mortalidad infantil a consecuencia de accidentes de tráfico en todo el mundo ocurren por el uso indebido del cinturón de seguridad o de las sillas de retención infantil homologadas.
  • Un impacto contra algún elemento del interior del vehículo a una velocidad de 50km/h equivale a la intensidad que tendría un golpe con el suelo tras caer desde 20 metros de altura.
  • No usar el cinturón de seguridad en los asientos traseros del vehículo puede provocar no sólo que ese pasajero sufra daños más graves, sino que, su impacto con el asiento delantero, al no ser frenado por el cinturón, provoque daños al pasajero que viaja en esa plaza del vehículo.
  • El cinturón de seguridad puede salvarte la vida en trayectos tanto de 100 metros como de mil kilómetros, ya sean por autopista, campo o en ciudad. No importa la situación. Úsalo siempre.

El uso del cinturón de seguridad es obligatorio por Ley. Además de evitar la multa correspondiente en caso de no utilizarlo, puedes evitar una tragedia mucho mayor. No te la juegues. Protege tu seguridad al volante y la del resto de ocupantes del vehículo. Ponte y haz que los demás pasajeros se pongan el cinturón de seguridad.

Artículo patrocinado por Fénix Directo