El mantenimiento preventivo del automóvil garantiza tanto el correcto funcionamiento del mismo como una mayor seguridad al volante.

El mantenimiento preventivo del automóvil consiste en cuidar nuestro vehículo de manera rutinaria y no esperar a una avería para acudir al taller. De esta forma alargamos la vida útil de nuestro coche, evitamos averías innecesarias y producidas, en muchas ocasiones, por nuestra dejadez, ahorramos dinero en solucionar problemas más graves y circulamos tranquilos sabiendo que la seguridad del vehículo está garantizada.

Todo coche trae consigo un libro de mantenimiento facilitado por el fabricante del vehículo. En él se detallan las tareas de mantenimiento que se deben realizar al vehículo y explica cada cuánto tiempo y cada cuántos kilómetros hacerlas.

Las tareas más habituales que se realizan en un mantenimiento preventivo del automóvil, son:
  • Cambio de filtros y de aceite: dependiendo de cada marca, el cambio debe realizarse entre los 15.000 km y los 25.000 km de recorrido del vehículo. Si nuestro coche no llega a recorrer estos kilómetros, el cambio de filtros y aceite debe realizarse, de igual manera, una vez al año.

  • Frenos: las pastillas y los discos de freno se desgastan con el uso. Es muy importante estar atentos a su estado para garantizar nuestra seguridad en el coche.

  • Neumáticos: hay que revisar de manera periódica tanto la presión del aire como su desgaste.

  • Amortiguadores: garantizan una buena suspensión del vehículo.

  • Luces: garantizan la buena visibilidad del conductor y que los demás vehículos nos detecten y sepan qué movimientos vamos a realizar. Debemos chequear que funcionan correctamente y cambiar las bombillas fundidas.

  • Airbags: nunca debemos olvidarnos de la revisión que recomienda cada fabricante. De su correcto funcionamiento pueden depender millones de vidas.

Recuerda que mantener un vehículo no consiste en echar gasolina y que éste se mueva.

Muchas personas esperan a que el vehículo se averíe para que un profesional realice las tareas necesarias sobre él. No seas una de estas personas. Es cierto que muchas averías no podrán evitarse ni dependerán de nuestro cuidado diario del vehículo, pero hay otras que sí; tan sólo realizando un mantenimiento preventivo del automóvil.

Artículo patrocinado por Fénix Directo

En El Corte Inglés Seguros consideramos que “tener un seguro no significa estar bien asegurado”