Es posible que quieras sacarle el mejor rendimiento al motor de tu vehículo y que esté siempre en las mejores condiciones. Existen una serie de métodos para realizar una limpieza de los inyectores, o ajustes para conseguir que el motor haga menos ruido. Todo esto se puede lograr mediante el uso de productos que puedes encontrar en el mercado.

Si no eres un experto, no es fácil saber cuáles son las mejores opciones y qué puede ser bueno para nuestro coche. Existen productos diversos para los vehículos con diferentes funciones para poner a punto nuestro motor y hay que saber cuáles son los mejores productos, aditivos y líquidos para limpiar y mejorar el rendimiento.

 

Limpiador para inyectores

Aunque no lo sepas, este tipo de producto es un clásico para el buen mantenimiento del motor. Ya sea por desconocimiento del usuario del coche o por parte del propio mecánico, cuando detectamos que el motor va mal, la mayoría de las veces se alude a que puede que exista suciedad en los inyectores.

La inyección del coche es el sistema que suministra el combustible al vehículo, el cual se encarga de reducir la emisión de gases contaminantes a la atmósfera y optimiza el consumo de carburante. Aunque existen muchos sistemas de inyección (monopunto, multipunto, secuencial, etc…), todos se componen de un circuito de alimentación de combustible, un circuito de aspiración de aire y un circuito eléctrico de mando, que necesitan mantenimiento porque con el uso van sufriendo desgastes.

La acumulación de suciedad en la inyección al inicio es imperceptible. Poco a poco va traduciéndose en fallos visibles como: menor potencia, dificultades de arranque, tirones en aceleraciones y desaceleraciones, mayor consumo de carburante, aumento de las emisiones de gases contaminantes…Todo esto puede provocar una avería grave si la inyección llega a taponarse del todo.

Para tu alivio, comprobar si estamos ante un caso de suciedad en los inyectores, no es demasiado caro. La solución pasa por utilizar aditivos para la limpieza de los inyectores.

Para hacerlo, tienes que añadir al depósito de combustible líquidos limpiadores que destapan los inyectores. Es el método más económico y más fácil de usar. Eso sí, ten en cuenta que no todos los fabricantes están de acuerdo con su uso debido a la agresividad de las sustancias químicas que llevan que a largo plazo puede acabar por deteriorarlos.

 

Tratamientos para el aceite

Existen diversos factores que afectan a la vida del aceite del motor como son la climatología adversa, la contaminación de las ciudades y el tipo de conducción. Todos conllevan un desgaste en este líquido que hace que pierda parte de sus propiedades lubricantes.

Existen productos destinados al tratamiento del aceite del motor que son perfectos para aquellos casos en los que detectemos que nuestro vehículo tiene un alto consumo de aceite y que no se debe a una pérdida del mismo.

El objetivo de esta clase de productos es aumentar la presión y reducir la fricción. Esto se consigue aumentando el índice de viscosidad del propio aceite. Lo ideal es que lo uses poco después de haber realizar un cambio de aceite para que el resultado sea excelente.

 

Limpieza del filtro del aire

El filtro del aire es el encargado de que el aire que entra al motor sea limpio, o en su defecto, todo lo limpio que pueda ser. Por tanto, su objetivo es retener la suciedad del aire. Obviamente, cuanto más viejo es el filtro y más usado está, mayor suciedad tendrá, con lo que cual puede acarrear consecuencias. Una de ellas es que ya no sea capaz de retener y, por tanto, entre aire sucio al motor; y la otra es que actúe como una barrera, y no entre suficiente aire al motor, de forma que no pueda haber una combustión apropiada.

Usar un kit limpiador del filtro del aire es una buena opción para devolver al filtro de algodón una condición apta, con ello se conseguirá que el vehículo siga circulando con normalidad y que el motor no sufra.