7 consejos para evitar accidentes en moto

7 consejos para evitar accidentes en moto Motocicleta

En este artículo podrás informarte acerca de

De acuerdo con las estadísticas elaboradas por las compañías aseguradoras, el índice de mortalidad de los accidentes de moto es mucho más alto que el que se da en accidentes de coche. No estamos descubriendo nada nuevo si decimos que el hecho de decidirse por una moto conlleva aceptar que asumimos un riesgo mayor, pero como a pesar de eso, los amantes de la moto seguirán queriendo disfrutar de su pasión, vamos a tratar de aportar una serie de consejos que puedan ayudar a los motoristas a evitar un accidente. 

Y pese a todo lo que te indiquemos, recuerda que siempre debes protegerte con la contratación de un seguro de moto que pueda ocuparse de cualquier daño que puedas sufrir si te ves envuelto en un accidente con tu moto. 

Mantenimiento, equipamiento, concentración, precaución

Nuestro primer consejo pasa por recomendarte un buen examen visual de tu moto antes de salir. Revisa tus intermitentes, revisa tus frenos, y presta especial atención al estado de tus neumáticos. Esta combinación puede marcar la diferencia entre esquivar un accidente a tiempo o verte involucrado en un alcance, por ejemplo. Recuerda revisar también el estado de tu faro: es fundamental que te dejes ver bien por el resto de conductores. 

Respecto del equipamiento, es obvio que ante una caída nuestro cuerpo será el que primero recoja el impacto contra el suelo, aparte del deslizamiento posterior o el impacto contra un elemento fijo. Por supuesto, fundamental el uso de un casco homologado, esto debería ya ser innecesario recordarlo. Pero si podemos, es bueno reforzar nuestra seguridad pasiva con el uso de una cazadora adecuada, pantalón, botas y guantes. De esta manera minimizaremos los daños que podamos sufrir en una caída. 

Cuando hablamos de la concentración lo hacemos con la intención de recordar todo un conjunto de máximas que aplicamos inconscientemente cuando nuestra atención está centrada de manera completa en la conducción de nuestra moto. Así, con la concentración debida podremos anticipar los posibles movimientos de otros conductores, detectando a tiempo cómo la velocidad se reduce, y evitando así un frenazo brusco. Piensa que ese conductor puede estar a punto de cambiar de carril, y si tenemos esa sensación es el momento de hacer una maniobra que nos permita evitar ocupar ese espacio. 

Como motoristas, ocupamos menos espacio en la calzada, y esto puede conllevar que no seamos vistos a tiempo por un conductor. Mantener la concentración alta en nuestra conducción puede llevarnos a no situarnos en el lateral trasero de un coche, punto ciego por excelencia para el conductor de ese vehículo. Pero no olvidemos que nosotros también tenemos ángulos muertos que debemos comprobar antes de hacer un giro o cambiar de carril, tanto por la observación de nuestros espejos como por la mirada propia hacia los lados. 

Y por supuesto, precaución. La detección de situaciones de riesgo que podemos evitar de forma sencilla se basa en muchas ocasiones en la mera aplicación de precaución en la conducción. Conducir a una velocidad alta al tiempo que invadimos el espacio que dejan los vehículos entre carriles supone multiplicar las posibilidades de encontrarse con un cambio de carril inesperado, o con la apertura de una puerta que nos lleve al suelo. Cada calzada tiene una velocidad adecuada, y deberemos adecuar nuestra velocidad a la vía que estemos usando en cada momento. 

Al mismo tiempo, igual que si conducimos un coche tratamos de mantener la distancia de seguridad, si conducimos una moto la máxima sigue siendo la misma: la distancia de seguridad nos permite frenar a tiempo y evitar una colisión. De la misma manera, si detectamos que el vehículo detrás de nosotros se acerca más de lo debido, será también buen momento para aumentar la distancia con el vehículo precedente. 

La conducción en carretera supone peligros diferentes a los que encontramos en vías urbanas. Los accidentes ya no son tan comunes por no respetar la distancia de seguridad, sino por adelantamientos en zonas de baja visibilidad o en curvas, donde además de invadir el carril contrario estamos más sujetos que nunca a esa pérdida de visibilidad por parte del otro vehículo. 

También la velocidad inadecuada se encuentra entre las causas principales de accidente de moto en carretera o autopista, pudiéndose dar situaciones en las que no conociendo la vía por la que conducimos llevemos una velocidad más alta de lo que se debe y nos veamos en una situación de pérdida de adherencia, multiplicándose así las posibilidades de sufrir un accidente. 

Precaución también cuando salimos en grupo. No se trata de llegar los primeros, ni de ir adelantándose por la vía que ocupemos. Se trata de disfrutar de la vía, de la ruta, y para ello, nada mejor que formar parte de una travesía en grupo organizada y responsable

Y por supuesto, nada de alcohol cuando conduzcamos nuestra moto. Está demostrada la pérdida de concentración y de reflejos que el consumo de alcohol produce en los conductores, por lo que toda bebida alcohólica queda prohibida antes de conducir. Recuerda además que las pólizas de seguro de moto quedan sin efecto si se demuestra que se conducía bajo los efectos del alcohol, por lo que aparte de una multa importante estamos también arriesgando la cobertura para las consecuencias de un accidente.  

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS