Todo lo que tienes que saber sobre la etiqueta medioambiental para motos

Las motos también tienen etiqueta medioambiental aunque no se vean muchas con ella colocada. Te contamos todo lo que hay que saber sobre ellas. Motocicleta

“Cuando las barbas de tu vecino veas pelar, pon las tuyas a remojar”, dice el refrán. Y, desde luego, no existe dicho que se pudiera aplicar mejor a la situación que se ha vivido respecto de la traslación de las pegatinas medioambientales del ámbito de los coches al de las motos. Aunque con una particularidad, como veremos a continuación: existe un número muy pequeño de vehículos que puedan llevar con orgullo las etiquetas que los identifican como no contaminantes.

En esta ocasión, pese a que el sector asegurador ha sabido evolucionar para adecuar algunos de sus seguros para moto a la llegada de nuevos modelos (entre los que destacan aquellos completamente eléctricos) y a sus necesidades, como la cobertura de robo del cable de carga, la DGT no ha sabido diferenciar de mejor manera a estas motos.

¿Las motos necesitan etiqueta medioambiental?

Aunque aún no es obligatoria en todo el territorio nacional, puede que no tarde en serlo. Están aprobadas para motos las mismas que para los coches, ya que la categorización de unos y de otros busca el mismo objetivo, discriminar positivamente a aquellos vehículos que contaminan menos y permitir su entrada a las zonas restringidas que se activan cuando se producen episodios de alta contaminación en nuestras principales ciudades.

Así, podemos tener la etiqueta de clase B, amarilla, para todas las motos que cumplen con la normativa de emisiones Euro 2. No existe una moto anterior a 2003 que cumpla con esta categoría, por lo que ya para empezar hemos eliminado todo el parque móvil anterior a este año, que es más del 50%. 

La siguiente es la etiqueta de clase C, de color verde, para motos que cumplen con las normativas Euro 3 y Euro 4. Se trata de vehículos construidos a partir de 2006, y suponen alrededor del 30% del total en España. 

Están aprobadas las mismas etiquetas medioambientales para las motos que para los coches, y debes saber cuál te corresponde llevar en tu vehículo

La siguiente etiqueta es la etiqueta ECO, de color verde y azul, e identifica a los vehículos eléctricos e híbridos con menos de 40 kilómetros de autonomía en su modo eléctrico. Es una etiqueta de aplicación muy difícil, ya que se trata de vehículos que requieren de la instalación de un segundo motor, para poder alternar entre el eléctrico y el de combustión. El exceso de peso y de volumen hacen inviable su instalación, ya que supondría unos costes excesivos.

Por último, tenemos la etiqueta 0 (CERO), de color azul, que identifica a los vehículos de emisiones cero, que son o bien plenamente eléctricos, o híbridos con una autonomía superior a los 40 km en su modo eléctrico. De forma similar a la anterior, solo es de aplicación para las motos plenamente eléctricas, por los motivos ya explicados, y actualmente solo llegan a poco más del 1% del total. 

En Madrid

Madrid fue la primera ciudad de España en instaurar la obligatoriedad de colocar estos distintivos en forma de pegatina en los vehículos que circulan por sus calles. Desde abril de 2019 necesitamos llevarlos bien visibles también en las motos para transitar por las zonas que los exigen (Madrid Central y Plaza Elíptica, las zonas de bajas emisiones en este momento en la capital) y poder estacionar en estas áreas. No portar la etiqueta supondrá una infracción leve con una sanción de alrededor de cien euros.

Como hemos leído en líneas anteriores, a las motos fabricadas antes de 2003 no les corresponde el distintivo medioambiental, así que no necesitan llevarlo, pero no tendrán acceso a la circulación en Madrid Central (ni Plaza Elíptica desde febrero de 2022) en los momentos en que se advierta a los ciudadanos de un alto nivel de contaminación.

Desde enero de 2022, la zona ZBEDEP (zona de bajas emisiones de especial protección) se amplía hasta los límites de la M30, aunque no la incluye, por lo que las motos sin distintivo aún podrán circular por esta vía, que quedará dentro de la zona de bajas emisiones en enero de 2023. Ten en cuenta que, si tu moto no tiene etiqueta medioambiental, cada año te será más complicado circular con ella.

Lo que sí es obligatorio y no es novedad, es tener un seguro para circular ya que, si no cuentas con él, podrías verte en problemas serios, además de incurrir en un delito contra la seguridad vial. Comparar seguros de moto no parece una mala opción ahora que quizás llegue el momento de cambiar nuestra “dos ruedas” por una eléctrica y poder así movernos sin restricciones.

En Barcelona

En la Ciudad Condal también cuentan con su propia zona de bajas emisiones (ZBE) que restringe el acceso de aquellas motos que más contaminan. Activa desde el 1 de enero de 2020, limita que las motos que no presentan la etiqueta entren en la zona metropolitana entre las siete de la mañana y las diez de la noche, aunque lo permite fuera de ese horario. En esta ciudad la sanción por infringir esta norma es de cien euros.

Existe la excepción a esta regla: las motos matriculadas más allá del área metropolitana y deseen acceder a la Zona de Bajas Emisiones puede solicitar una autorización diaria que les permitirá la entrada -eso sí, un máximo de diez veces anuales-. 

¿Cómo puedo obtener la etiqueta? ¿Cómo puedo saber cuál me corresponde?

Si te corresponde llevar etiqueta en tu moto, en cualquier oficina de correos puedes conseguirla y te costará cinco euros. En ciertos talleres y en el Colegio de Gestores Administrativos, que colaboran con Tráfico, también encontrarás la etiqueta medioambiental de la Dirección General de Tráfico.

Para saber cuál debe llevar tu moto, en el caso de que no te aclares con la descripción que hemos ofrecido más arriba o no te acuerdes de qué año es tu vehículo, la DGT tiene habilitada una página web en la que puedes consultar qué etiqueta le corresponde a tu moto y es muy fácil de utilizar: solo tienes que usar su buscador introduciendo en él tu matrícula y con este sencillo gesto sabrás el tipo de pegatina que tienes que comprar para colocar en tu moto.

Dónde colocar la etiqueta en la moto

Puedes colocarla en el lugar visible que prefieras, ya que no se estipula si debe ir en la parte de delante o detrás de la moto, en una de las aletas o en el depósito de combustible. Si tu moto cuenta con pantalla y la estética no se ve demasiado afectada, puede ser un buen sitio para colocar esta pegatina. O el tubo del chasis (si está a la vista), una botella de la suspensión, la aleta, un lateral… cualquier lugar es válido mientras el distintivo sea visible, así que puedes desechar la idea de llevarla guardada con los papeles de la moto.

Como decíamos en líneas anteriores, cada vez será más difícil circular con vehículos que no exhiban su etiqueta medioambiental. La última ciudad en sumarse a la iniciativa ha sido Gijón, que desde el pasado mes de junio de 2022 obliga a que todos aquellos vehículos (coches y motos) que tengan derecho a tener distintivo, lo lleven colocado para poder estacionar o circular por sus calles.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS