Pasar la ITV es un trámite que deben realizar todos los vehículos de tracción mecánica en nuestro país.

Se trata de una inspección para comprobar que los vehículos se encuentran en perfectas condiciones para circular con total seguridad.

Cada vehículo debe pasar la ITV con una frecuencia marcada por ley, dependiendo del año de matriculación del mismo y del tipo de vehículo.

Los coches más antiguos deben pasar la ITV cada año. Los más nuevos cada cuatro o cada dos, dependiendo del año de matriculación.

Pasar la ITV permite que en las carreteras se circule con mayor seguridad. Muchos de los accidentes de tráfico ocurren debido al mal estado de los vehículos. Obligar a los vehículos de tracción mecánica a pasar la ITV es una manera de evitar muchos accidentes causados por fallos mecánicos y que se podrían eliminar con una simple revisión.

Al pasar la ITV, existen unos puntos clave del vehículo que se chequean. Se trata de puntos claves de seguridad como: ruedas, frenos, cinturones de seguridad, luces, amortiguación, dirección, etc.

Para asegurar que tu vehículo va a pasar la ITV sin problema, lo más recomendable es que, antes de llevarlo a cualquiera de los servicios homologados para este fin, hagas una visita al taller para que realicen una inspección pre-ITV. Un profesional sabrá detectar a tiempo cualquier tipo de fallo que pueda ocasionar que tu vehículo no logre pasar la ITV.

De esta forma, además de evitar perder tiempo teniendo que volver al servicio homologado de la ITV, lograrás conducir con la tranquilidad de que tu medio de transporte es seguro.

Recuerda que para pasar la ITV correctamente, debes acudir al servicio homologado que prefieras con la documentación en regla de tu vehículo. En un rato, la revisión estará efectuada. Este trámite te costará una media de unos 50 euros.

Si tu vehículo cumple con todas las condiciones, se te entregará un documento sellado que certifique que es seguro para su conducción. En caso contrario, se te indicará qué debes reparar en tu vehículo. Una vez subsanado el fallo, deberás regresar al servicio homologado para volver a pasar la ITV.

Si estas pensando contratar o cambiar el seguro de tu vehículo, deja que nuestros expertos te asesoren y elige el seguro que más te conviene.

Artículo patrocinado por Fénix Directo