Una de las principales causas de agresividad durante la conducción son los pesados atascos. ¿Quién no ha perdido los nervios, alguna vez, cuando se ha encontrado con embotellamiento de coches en un momento en el que tenía prisa?

Antes de pasar un mal rato, párate a pensar, respira y asume que por muy nervioso que te pongas, no vas a lograr que el tráfico fluya más rápido. Así que lo más inteligente es armarse de paciencia e intentar aprovechar el tiempo que vamos a pasar sentados en el coche de la mejor manera posible.

Seguramente, estarás pensando que poco más podrás hacer que escuchar música si te encuentras atrapado dentro del coche en un atasco. Pero lo cierto es que existen varias maneras de ponerse en forma en los atascos. El tráfico denso que nos va a obligar a permanecer sentados y parados durante un largo rato, puede ser la ocasión perfecta para ejercitar nuestro cuerpo.

Los atascos de tráfico ¿son malos para la salud? Nosotros podemos lograr que no. Toma nota de cómo ponerte en forma en los atascos:

  • Desentumece y fortalece los músculos del cuello: una buena manera de aliviar la tensión en la zona del cuello es inclinando la cabeza hacia la derecha unos segundo y después hacia la izquierda. Realiza este movimiento manteniendo la espalda bien recta sobre el respaldo.
  • Endurece glúteos: ponte en forma en los atascos endureciendo tus glúteos de una manera muy sencilla. Sentado como estás, no debes hacer otra cosa que apretarlos con fuerza durante 15 segundos.
  • Consigue un vientre plano: es una de las zonas que más nos gustaría lucir trabajadas. El coche puede ser el lugar perfecto para lograrlo. ¿Cómo? Manteniendo la espalda recta pero sin apoyarla en el respaldo, inclinada ligeramente hacia delante, suelta todo el aire y mete vientre todo lo que puedas. Mantén esta postura 15 segundos y después descansa. Repite el ejercicio todas las veces que puedas.
  • Fortalece brazos: puedes ponerte en forma en los atascos realizando sentadillas en el propio asiento de tu coche. Mantén la espalda recta, los pies apoyados en el suelo y las piernas juntas. Apoya las palmas de las manos en los laterales de los muslos y trata de elevar el peso de tu cuerpo todo lo que puedas con la fuerza de tus brazos.

Recuerda todos estos ejercicios para mantenerte en forma en los atascos. Proteger y cuidar tu salud mediante el ejercicio físico es posible en multitud de situaciones que jamás habías pensado que podrías aprovechar en este sentido.