Todo motorista, para garantizar la seguridad durante la conducción, debe cuidar el buen estado de la moto. Su correcto funcionamiento depende del buen mantenimiento de ciertas piezas que deben cumplir bien su función para que un viaje en moto se pueda realizar de forma segura y sin contratiempos.

Una de estas partes imprescindibles, es la suspensión. No prestar atención a la suspensión de la moto, puede provocar que otras piezas se estropeen, además de que la estabilidad del vehículo se puede ver afectada.

No cuidar la suspensión de la moto es peligroso y puede provocar accidentes.

Para comprender la importancia de la suspensión en una moto, debes tener claro cuál es su función:

  • Amortigua las irregularidades y desniveles del terreno por el que circulamos en moto.
  • De la suspensión depende la estabilidad de la moto. Una buena suspensión logrará que la moto no se desequilibre ni se balancee, garantizando el aplomo en contacto con el suelo.

Para prestar atención a la suspensión de la moto y garantizar su buen funcionamiento, debes revisar varios puntos de la misma:

  • Tanto en la horquilla delantera como en el amortiguador trasero, debemos verificar que no hay restos de aceite. SI detectamos aceite en estas piezas, debemos cerciorarnos de que no existe ninguna fisura que esté provocando que se filtre el aceite al exterior.
  • Para comprobar la suspensión de la horquilla delantera, frena la moto y carga peso sobre el manillar. Al bajar y subir la suspensión, debes comprobar que lo hace con suavidad, no a trompicones. Debes realizar la misma acción con el amortiguador trasero. Para ello, carga peso en la parte trasera del asiento de la moto.
  • Restos de aceite en los muelles o en la botella tras un trayecto, son señales claras de que tu moto necesita una visita urgente al taller.
  • Si al circular sobre un terreno con baches, detectas que la suspensión de la moto hace tope, debes visitar al taller de manera urgente.
  • Una mala suspensión de la moto también puede provocar que se desvíe en su dirección, lo que nos obligará a corregir constantemente la misma.
  • Si detectas que la distancia de frenado es mayor de lo habitual, puede ser por motivo de un fallo en la suspensión de la moto.

La suspensión de una moto requiere de revisiones periódicas que, dependiendo del modelo, será en el kilometraje indicado por la marca. Presta atención a la suspensión de tu moto no pasando por alto estos mantenimientos que repararán el desgaste de sus piezas y elementos y garantizan tu seguridad.

Artículo patrocinado por Fénix Directo