Ir conduciendo por la carretera y que reviente una de las ruedas, es muy poco probable, pero puede ocurrir. Por ello, es importante saber prevenir los reventones en los neumáticos por nuestra seguridad al volante. Los reventones de los neumáticos , se pueden producir por un exceso de la temperatura provocado por circular a excesiva velocidad con una rueda deteriorada o con la presión inadecuada. Por ello, es muy importante revisarlos de vez en cuando para asegurar su buen funcionamiento.  Si no están en buen estado, lo mejor es cambiarlos por unos nuevos. Una de las causas principales de los reventones, es el mal uso que se les da. Es muy importante cuidar los neumáticos para no llevarnos ningún susto en la carretera. Igual que nos preocupamos porque el coche esté limpio y no esté rayado, también nos tenemos que preocupar por el estado de los neumáticos. Un mal uso de ellos aumentará la posibilidad de que suframos un reventón. ¿Cómo prevenir los reventones en los neumáticos?

  • Debemos utilizar los neumáticos en buen estado y con la presión adecuada. Es recomendable revisar periódicamente la presión de las ruedas; podemos hacerlo nosotros mismos en una gasolinera o llevar el coche a un taller.
  • También hay que verificar regularmente la profundidad del dibujo del neumático: comprobaremos que la profundidad no sea inferior a los 1,6 milímetros.
  • No es recomendable usar neumáticos de segunda mano. Aunque pueden parecer nuevos, es fácil que la estructura interior esté dañada, facilitando así el reventón.
  • No se deben recauchutar los neumáticos (sustituir la banda de rodadura gastada por otra nueva) ya que es muy peligroso.
  • Si tenemos cuidado al pasar por los badenes estaremos alargando la vida de nuestros neumáticos.
  • Debemos intentar que al estacionar no se golpeen las ruedas bruscamente contra el bordillo.
  • Conducir con suavidad ayudará a que se dé un menor desgaste de las ruedas. Si tenemos cuidado al tomar las curvas, al acelerar y al frenar, estaremos alargando la vida de nuestros neumáticos.

Si tenemos en cuenta todos estos factores y los llevamos a la práctica, estaremos cuidando de nuestro coche, al tiempo que haciendo lo necesario para prevenir los reventones en los neumáticos. El buen uso de nuestro vehículo, repercute en la vida del mismo y de las piezas que lo componen, por ello es fundamental hacer las revisiones pertinentes y conducir bien para no dañarlo. Una conducción agresiva nos puede provocar más de un disgusto.

Artículo patrocinado por Fénix Directo