A la hora de comprar un coche nuevo nos planteamos un montón de cuestiones. Qué debemos comprar, que características debe tener, cual es el que más se ajusta a nuestras necesidades, y lo más importante como lo vamos a financiar.

Por este motivo es importante conocer todas las modalidades de compra que existen: la compra tradicional, la financiación del concesionario y acabando en el renting de coches. Pero existe una opción más que debes tener en cuenta: el leasing.

En los últimos años, tanto el renting como el leasing están ganando popularidad entre los compradores de coches nuevos. Son dos modalidades de compra muy parecidas en concepto, aunque tienen importantes diferencias en cuanto a las ventajas y obligaciones para el cliente.

Si desconoces cómo funciona el leasing o lo confundes con el renting, no te preocupes porque te lo vamos a aclarar. El leasing de coches es una modalidad de financiación en la compra de un vehículo nuevo. La mayor diferencia con adquirir un automóvil mediante un préstamo bancario tradicional es que una empresa que “alquila” el coche adquiere el vehículo deseado por el cliente.

El tomador del contrato de leasing negocia la duración del mismo, que debe ser mínimo dos años o 24 meses, la cuantía mensual a pagar y el número de cuotas que debe abonar, y al final del contrato este decide si quiere y puede quedarse o no con el coche.

El cliente podrá ejercer el derecho a compra del coche de leasing pagando el valor residual una vez se haya cumplido el período estipulado en el contrato. Si no es así hay tres opciones por parte de la empresa:

  1. recomprar el vehículo
  2. prorrogar el contrato
  3. venderlo

Por tanto, la propiedad del coche es de la compañía, pero sin embargo la titularidad es del cliente. Este tipo de contrato pueden realizarlo cualquier tipo de persona física o jurídica.

Diferencias con el renting 

Pero si no te acaba de quedar claro cuáles son las diferencias entre leasing y renting, las principales son estas:

  • Quien es el administrador del vehículo: en un contrato de leasing se encargará el cliente y en uno de renting es la compañía la que se hace cargo.
  • Como son los plazos del contrato: el leasing tiene una duración legal mínima de dos años, pero, por sus características especiales puede llegar a ser de toda la vida útil del vehículo. Mientras que en el caso del renting se acuerda que sea entre 1 y 5 años.
  • Tipo de cuota mensual: en el leasing puede ser fija o variable, mientras que en el renting es fija.
  • Servicios incluidos en el contrato: en el caso del leasing no se incluye ninguno. Sin embargo, en el renting se incluyen todos excepto las averías debidas a un uso indebido del vehículo, el combustible y las multas.

Ventajas vs inconvenientes del leasing 

Entre las ventajas de adquirir un coche por leasing debes conocer las siguientes:

  • Se financia hasta el 100% del coste del vehículo.
  • El IVA que se paga es menor comparado con un préstamo.
  • El vehículo arrendado puede deducirse como un gasto (en el caso de una persona jurídica) a la hora de pagar el Impuesto de Sociedades o el IRPF.
  • Existe menor riesgo de sufrir averías dada la duración media de un contrato de leasing (36 a 48 meses) ya que se trata de coches nuevos.
  • Lo mejor es que puedes cambiar de coche con frecuencia ya que al finalizar el contrato puedes elegir renovar y seguir con el mismo vehículo o bien cambiarlo por uno nuevo o incluso cancelar el contrato.

Pero este tipo de servicio también tiene sus desventajas que debes conocer antes de lanzarte a la aventura:

  • Pagas por un coche que al final no es de tu posesión.
  • Existen ciertas penalizaciones si cancelas el contrato antes de tiempo.
  • Existe un límite de kilometraje anual. Si lo superas o el coche sufre un gran desgaste, deberás hacer frente a gastos adicionales.
  • A diferencia de lo que ocurre en un renting, el tomador del contrato de leasing debe hacer frente al pago del seguro y otros gastos derivados del uso del vehículo, como son: averías, mantenimiento, neumáticos e impuestos.

Y si necesitas un buen seguro, tenemos diferentes modalidades de seguro de coche hecho a tu medida. Nosotros te asesoramos para que encuentres las coberturas que necesites y mejor se adapta a tus necesidades por el mejor precio posible. Ni más, ni menos. Gana en seguridad y ahorra en cuotas al contratar tu póliza con El Corte Inglés.