Llegar a casa, aparcar bien el coche y salir de él seguro de que has cerrado el vehículo. Es un acto que millones de personas realizan cada día.

Pero ¿quién no ha experimentado alguna vez la situación de volver a buscar el coche y no encontrar las llaves del vehículo?

Perder las llaves del coche es de esas situaciones que te paran el corazón. Primero piensas que no es verdad, que están ahí pero no las encuentras. Luego entras en pánico al comprobar que, efectivamente, las llaves del coche se han perdido. A continuación no puedes evitar temer que alguien las haya encontrado y tienes la sensación de que no vas a poder evitar el robo de tu vehículo. Por último comienzan a surgirte muchas preguntas sobre el tiempo que te llevará resolver esta situación, el dinero que te costará y el trastorno que te va a generar en tu movilidad diaria.

Si no sabes qué hacer si pierdes las llaves del coche, respira, mantén la calma y piensa que dentro del fastidio que supone, hay cosas peores y mucho más graves que podrían ocurrirle a tu vehículo. Esto tiene solución:

  • Siempre es recomendable poseer una copia de las llaves del coche para poder utilizarlas cuando perdemos la llave principal. Con la copia de la llave resultará más sencillo poder utilizar a nuestro vehículo y poder trasladarlo a un taller oficial Sin una copia de las llaves, la situación se complicará más. Si posees un seguro de coche que cubra este tipo de situaciones, llama a tu aseguradora. Ellos se encargarán de trasladar el coche al taller. Incluso, algunas pólizas incluyen un vehículo de sustitución para que puedas desplazarte sin problemas hasta que cuentes con unas nuevas llaves.
  • Tras la pérdida de las llaves del coche, la casa de recambios de la marca de tu vehículo necesitará acceder a los papeles de tu vehículo y a tu documentación para poder encargar un nuevo juego. Lo normal es que en uno o dos días la nueva copia de las llaves de tu vehículo esté lista. Una vez recibidas, el taller deberá codificar la llave para que pueda arrancar tu coche. Para ello deberás dejar tu vehículo en el taller un par de horas.
  • SI tu compañía de seguros no lo cubre, deberás abonar el precio de la llave física y la codificación de la misma. Dependiendo del modelo del vehículo el precio puede variar, aunque el coste medio es de unos 300 euros.