Tener una moto guardada en el garaje sin seguro y sin ITV, es algo que hacen muchos propietarios de estos vehículos cuando no los utilizan durante un tiempo prolongado de tiempo.

Pero, ¿se puede? La respuesta es sólo sí, si el vehículo está dado de baja en la Dirección General de Tráfico. De lo contrario, tu moto debe estar asegurada y con la ITV pasada aunque se encuentre guardada en un garaje.

Muchos no entenderán esta obligación., pero lo cierto es que, la seguridad de una moto no sólo puede depender de que ésta esté en movimiento.

Si tienes una moto guardada en un garaje e inmovilizada, esto son los trámites obligatorios con los que debe contar:

  • ITV pasada y en vigor.
  • Seguro mínimo de Responsabilidad Civil.
  • Impuesto de circulación pagado y en regla.

La legislación así lo dictamina según la Ley sobre Responsabilidad Civil y seguro en la circulación de vehículos a motor.

Aunque el seguro de Responsabilidad Civil es el más básico y económico para el bolsillo, ya que prescinde de otras coberturas como asistencia, gastos hospitalarios, etc. es obligatorio tenerlo, sólo por el hecho de ser propietario de una moto que está dada de alta en la Dirección General de Tráfico.

¿Una moto que está guardada  e inmovilizada no es una moto segura? Es muy posible que resulte mucho más segura que una moto en circulación. Pero pueden darse casos que, aunque son poco probables, no son imposibles de suceder. Se trata de situaciones de riesgo que pueden ocurrir y en los que puede estar involucrada una moto guardada en un garaje. Estos son algunos ejemplos:

  • Mi moto guardada en el garaje sufre un incendio debido a un problema eléctrico y ocasionando daños materiales en otros vehículos.
  • Mi moto guardada en el garaje se cae encima de una persona, provocándole algún daño físico.
  • Mi moto guardada en el garaje es robada y el ladrón sufre un accidente con ella en el que salen heridas otras personas.

En todos estos casos, si tu moto está en el garaje sin seguro, sin ITV y sin su documentación y trámites en regla, seguro que te va a provocar un gasto entre multas e indemnizaciones.

Para evitar riesgos con tu moto, aunque esta se encuentre guardada y no la utilices, puedes proceder a tramitar su baja temporal en la Dirección General de Tráfico. Es un trámite muy sencillo y barato de realizar, a través del cual, la DGT custodia la documentación de tu moto hasta que vuelvas a darla de alta.

 

Artículo patrocinado por Fénix Directo