Dependiendo de las características del vehículo y de las estaciones del año los neumáticos son diferentes. Ten en cuenta que las ruedas, en realidad, son los zapatos de tu coche y como tú, no puedes llevar siempre el mismo calzado. El cuidado de los neumáticos es algo vital para tu seguridad en carretera y la de los demás así que es muy importante que conozcas bien los tipos que existen.

Los 11 tipos de neumáticos que existen:

  • Neumático de verano: aunque se llamen de verano, pueden usarse durante todo el año, aunque sus características están pensadas para aguantar el calor y altas temperaturas.
  • Neumático de invierno: son una alternativa a las cadenas. Cuentan con laminas especiales incrustadas que provocan una mejor atracción a la carretera nevada o mojada.
  • Neumático “All Seasons”: de todo el tiempo. Tanto en invierno como en verano, estos neumáticos se adaptan debido a la goma que tienen. Debes realizar una conducción eficiente.
  • Asimétricos: son aquellos que tienen un dibujo diferente en la parte interior y en la parte exterior del neumático. Los flancos van marcados señalando el interior y el exterior.
  • Direccionales: son aquellos que tienen el dibujo en forma de V pensando principalmente en una buena evacuación del agua. Se suelen utilizar en invierno.
  • Diagonal: son aquellos que se componen de capas de tejido alternas y cruzadas colocadas de forma diagonal en la carcasa, formando un ángulo de 45 grados.
  • Radial: la armadura del neumático se compone de capas de tejido colocada en forma radial, de un talón a otro del neumático, dando forma de tubo a la carcasa, rematando su parte superior por telas de cables metálicos cruzados. La mayoría de los vehículos tienen estos neumáticos.
  • Tubuless: son aquellos que no necesitan una cámara interior para encerrar el aire, y existe hermeticidad en la unión del neumático con la llanta.
  • Recauchutados: se aprovecha la carcasa sustituyendo la banda de rodadura. Están especialmente indicados para camiones o aviones.
  • Runflat: se trata de un tipo especial de neumático con refuerzos en flancos y hombros, que permite seguir en movimiento durante 50-100 kilómetros sin aire cuando se produce un pinchazo.
  • ECO: están fabricados con compuestos especiales y con una banda de rodadura pensada para mejorar la resistencia de rodamiento y así gastar menos combustible.