Glaucoma: síntomas y prevención

Glaucoma: síntomas y prevención Enfermedades

En este artículo podrás informarte acerca de

Calcula tu seguro de salud

Nos encontramos ante una de las principales causas de ceguera actualmente, por detrás, solo, de la diabetes. Hablamos del glaucoma, una enfermedad ocular que se produce por la presión del nervio óptico y su atrofia, ocasionando la pérdida de la visión. Presenta además dos problemas asociados: su falta de síntomas fácilmente detectables, y su carácter crónico. 

Detallamos a continuación algo más acerca de esta enfermedad ocular, pero antes de coger miedo, has de saber que los seguros de salud contemplan en sus coberturas los cuidados conocidos actualmente como único medio de prevención: la detección temprana por parte de un especialista. 

Causas y síntomas del glaucoma

Por el momento, no se conocen las causas concretas que producen el glaucoma. Dado que se ha comprobado que la enfermedad detiene su avance aplicando técnicas de alivio de la presión sobre el nervio óptico, se cree que la enfermedad puede producirse por un aumento de dicha tensión, que a su vez tiene su origen en una producción excesiva del líquido interno del ojo, el conocido como humor acuoso. 

Así, ya sea por una producción excesiva de este líquido o por un problema en su reabsorción, el líquido queda dentro del ojo, produciendo una presión sobre el nervio ocular que termina atrofiando dicho nervio, y que produce finalmente pérdidas de visión en cualquiera de sus manifestaciones: en ocasiones se produce una pérdida gradual de la visión periférica, o la presentación de halos alrededor de fuentes de luz muy intensas. En sus manifestaciones más extremas, esta visión periférica puede ocasionar la conocida como visión en túnel, por la que el paciente pierde totalmente la visión periférica, e incluso la ceguera.

Uno de los problemas del glaucoma es que sus síntomas son muy difíciles de detectar. Son síntomas tan sutiles, o de una presentación tan lenta, que no se asocia al desarrollo de una enfermedad, y lo habitual es que esta enfermedad se encuentre en un estado avanzado cuando ya somos capaces de detectar sus síntomas de manera natural. 

Prevención y tratamiento

Tan sutiles son los síntomas iniciales de esta enfermedad que se la conoce como la ceguera silenciosa. Pero además presenta un segundo problema asociado, y es que los daños producidos son irreversibles. Con su tratamiento, se ha conseguido detener su avance, pero lo cierto es que una vez diagnosticado el tratamiento ha de ser de por vida. 

Así, cobra una importancia mucho mayor la prevención. Dado que no produce síntomas realmente notables, los exámenes a los que podamos someternos por un oftalmólogo son fundamentales para una detección lo más temprana posible, en particular si formamos parte de alguno de los grupos de riesgo, entre los que se encuentran los pacientes de diabetes, las personas que tienen antecedentes familiares, los pacientes de miopía muy acusada o las personas mayores de 60 años. Estos exámenes deben incluir la medición de la presión intraocular, la campimetría, por la que se examina la visión periférica, así como una revisión del drenaje del ojo. 

Los tratamientos que aplicar dependen del grado en que se encuentre la enfermedad. El uso de colirios que puedan reducir la producción interna del líquido ocular, o facilitar su eliminación, está recomendada para situaciones en las que la detección ha sido suficientemente temprana, si bien requerirá que el paciente sea extremadamente estricto en su aplicación. 

Las intervenciones pueden ser con láser, tratando de que el conducto de drenaje se amplíe para permitir que la presión ocular disminuya, o intervenciones quirúrgicas convencionales, por las que se intenta crear un nuevo conducto de drenaje que sustituya al dañado. 

Desde el Corte Inglés Seguros nuestra recomendación es que te dirijas a tu compañía de seguros de salud para confirmar cuál de los exámenes nombrados anteriormente se encuentran incluidos en tu póliza. Curiosamente, los cuidados oftalmológicos no son los más demandados a la hora de comparar entre cada seguro y proceder a su contrato, y sin embargo verás que su inclusión es muy habitual. 

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS