El blog de los seguros de El Corte Inglés

Beneficios de dormir con tu bebé

Beneficios de dormir con tu bebé Vida saludable

En los últimos años se ha instalado la tendencia en nuestro país de dormir con el bebé. Una práctica que hoy en día aún está muy mal vista en nuestro entorno pero que cada vez tiene más adeptos entre los padres y madres.

Dormir con el bebé se denomina colecho o co-domir. Pero esto no significa necesariamente que el bebé tenga que dormir justo al lado de la madre en la cama de matrimonio, aunque por razones fisiológicas sería lo ideal. Sin embargo, muchos expertos recomiendan precaución en esta práctica, ya que los bebés en los primeros meses son muy frágiles, y los padres, cansados, pueden aplastarle sin darse cuenta.

En realidad, esta modalidad abarca una gran variedad de opciones: el bebé puede estar bien en una cama adjunta o en una hamaca, o en cuna o moisés al lado de la cama de los padres.

Dependerá de los padres definir la práctica del colecho. Será una situación en la que tanto el bebé como la madre estarán lo suficientemente cerca uno del otro para que ambos estén influenciados por sus respectivas fisiologías nocturnas y los ciclos de sueño.

Lo ideal de esta práctica es que ambos estarán siempre lo suficientemente cerca para que tanto el bebé pueda comunicar a la madre sus necesidades nocturnas y como ella responder rápidamente con una interrupción mínima de su sueño.

Elegir colechar o la duración del mismo son decisiones personales. No obstante, algunos pediatras recomiendan abandonar la práctica cuando el niño deja de mamar. Si es posible al año aproximadamente, debe empezar a dormir el niño sólo ya que, si se acostumbra a dormir con los progenitores, y luego no quiere irse, quita intimidad de la pareja y además acarrea problemas de dependencia, que costará corregir.

Así mismo, los expertos recomiendan no practicar el colecho, especialmente si es en la misma cama cuando uno de los dos padres fuma, toma alcohol, medicación psicofarmacológica o tiene obesidad.

Beneficios del colecho

Algunos estudios apuntan que si el bebé duerme pegado a su madre reduce los niveles de cortisol, la hormona del estrés, y aumenta niveles de endorfinas, la hormona de la tranquilidad. Aunque no se ha demostrado que esto favorezca a cambios ni beneficios a largo plazo en la inteligencia o autoestima.

También aseguran que las sensaciones y las emociones que descubren madre e hijo gracias a esta práctica son más intensas y fomenta el apego entre ambos, creando un vínculo muy especial.

Aunque el colecho, no vaya a evitar que nos despertemos constantemente a lo largo de la noche, sí que los va a hacer más llevaderos.

La principal ventaja reside en que favorece la lactancia materna y se reducen las incomodidades para la madre de tener que despertarse e ir a otro cuarto para atender al bebé.

Otro de los beneficios que puede tener el colecho, según afirman algunos expertos es que protege al bebé del temido Síndrome de Muerte Súbita.

Además, el fomento de esta práctica ofrece mayor protección al niño al dormir, ya que, gracias a la estrecha cercanía, la madre es capaz de detectar más rápidamente las necesidades del niño.

También hay ciertos expertos que aseguran que los niños, al estar plenamente atendidos por los padres en todo momento, son más seguros e independientes.

Otro de los beneficios de co-dormir es que se regula la temperatura corporal del niño.

Asimismo, aumentan las fases de sueño profundo tanto de los padres y como del niño, aunque haya más despertares, los expertos explican que se concilia antes el sueño.

Si vas a tener un bebé y te estás planteando esta práctica ten en cuenta que debe ser consensuado con el padre, para que ambos estéis cómodos con la situación.

Si necesitas un buen seguro médico para que tu bebé reciba siempre los mejores cuidados no dudes en consultarnos.

Tu privacidad es nuestra prioridad

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines estrictamente funcionales, permitiendo la navegación en la web, así como para fines analíticos, para mostrarte publicidad en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (p. ej. páginas visitadas) y para optimizar la web. Clica AQUÍ para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar cookies” o configurarlas o rechazar su uso clicando en “Configurar cookies”.

Estrictamente necesarias

Estas cookies son necesarias para facilitar la correcta navegación por nuestro sitio web y aseguran que el contenido se carga eficazmente, permitiendo la correcta utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existen. Se incluyen cookies analíticas anónimas y agregadas para hacer recuento del tráfico del sitio y las páginas visitadas. 

Analíticas y optimización

Estas cookies son propias o de terceros que nos permiten optimizar tu experiencia en el sitio web, evaluando su rendimiento y mejorar añadiendo nuevas funcionalidades. 

Publicidad comportamental

Estas cookies son utilizadas para almacenar información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada. Gracias a ellas, podemos conocer los hábitos de navegación en el sitio web y mostrar publicidad relacionada con el perfil de navegación del usuario.