El blog de los seguros de El Corte Inglés

Ejercicios contra la menopausia

Ejercicios contra la menopausia Vida saludable

La menopausia es un momento de la vida de la mujer que se caracteriza por el cese de la menstruación. Este periodo suele comenzar alrededor de los 50 años, con un espectro que va de los 48 a los 54 años.

Este proceso se produce debido a que la mujer comienza a perder progresivamente su función ovárica y, como consecuencia, baja la producción de las hormonas femeninas: los estrógenos y la progesterona.

La caída de estrógenos asociada a la menopausia conlleva una serie de consecuencias y surgen síntomas poco beneficiosos para la salud que, al contrario de las creencias generalizadas, pueden prevenirse o paliarse realizando actividades físicas.

De hecho, tal y como afirman las investigaciones, el sedentarismo repercute en un empeoramiento de las consecuencias de la pérdida de la menstruación.

Qué se puede hacer para aliviar los síntomas

Cuando se hace un tratamiento para la menopausia lo que se busca es la prevención de las complicaciones que se produzcan a medio y largo plazo y para servir de alivio de la sintomatología a corto plazo.

Este tratamiento suele consistir en lo siguiente:

  • Realizar controles médicos periódicos para poder detectar el riesgo de enfermedades.
  • Visitar al tu ginecólogo con regularidad para hacerte las mamografías y citologías correspondientes y así prevenir complicaciones.
  • Deja el tabaco. Dos años después de dejar de furmar, el riesgo de ataque cardíaco disminuye y el riesgo de cáncer de pulmón se reduce alrededor de un tercio.
  • La Terapia Hormonal Sustitutiva (THS) puede ayudar a mejorar los síntomas depresivos. Este tratamiento tiene como fin sustituir los estrógenos que los ovarios dejan de producir durante la menopausia. Pero cuidado debe estar siempre bajo supervisión médica y que te la haya recomendado un especialista.

Además, hacer ejercicio durante la menopausia puede ayudar a paliar los síntomas.

Beneficios de hacer ejercicio durante la menopausia

La actividad física es un buen remedio para prevenir los síntomas que ocasiona la menopausia y nos ayuda a mantener un buen estado físico. Entre las bondades de practicar ejercicio en esta etapa de la vida, están los siguientes beneficios:

Ayuda a combatir e riesgo cardiovascular. Una de las consecuencias más graves de la caída de estrógenos es que se pierde el escudo protector que representan las hormonas femeninas frente al riesgo cardiovascular. Es por este motivo que las mujeres durante la menopausia tienen más riesgo de padecer insuficiencia cardiaca, ictus, angina de pecho e infarto en esta etapa de la vida. Por eso, practicar ejercicio ayuda positivamente en todos los factores de riesgo cardiovascular (hipertensión, colesterol elevado, glucemia alta, obesidad y sobrepeso…), y los reduce significativamente.

Evita el incremento de peso. Tener exceso de peso además de ser un factor de riesgo cardiovascular, aumenta el riesgo de padecer otras enfermedades metabólicas como la diabetes mellitus tipo 2 y sobrecarga el sistema locomotor, favoreciendo la aparición de dolores y artrosis en las rodillas, las caderas y la columna vertebral. Estos efectos secundarios se pueden ver reducidos con la práctica de ejercicio regular. Incluso con los entrenamientos de intensidad moderada se obtienen grandes resultados si la persona es constante.

Ayuda prevenir la osteoporosis. Con la baja del nivel de estrógenos se produce una desmineralización ósea que puede frenarse con practicando deporte de cierto impacto y a través de ejercicios de resistencia que contribuyan a mantener y tonificar la masa muscular. Fortalecer los huesos ayuda a prevenir las fracturas y mejora la movilidad.

Mejora el sistema locomotor. Gracias al ejercicio se consigue mejorar el estado del sistema óseo y muscular. Además, se gana flexibilidad, se mejora la coordinación y la agilidad, que contribuyen a evitar el anquilosamiento y a prevenir caídas que con la edad empeoran.

Combate el insomnio. El insomnio es un síntoma bastante frecuente en las con menopausia y se convierte en un gran problema. Tener un sueño reparador es fundamental para el buen funcionamiento del organismo y una manera de estar más cansado y dormir mejor sin recurrir a la medicación es hacer ejercicio, ya que la actividad física incrementa la producción de melatonina, una hormona que interviene en la regulación del patrón sueño-vigilia.

Nos hace estar de mejor humor. Practicar deporte nos ayuda a mejorar el estado de ánimo. Durante la menopausia son más frecuentes los cambios de humor como la tristeza, depresión, irritabilidad, cambios de humor, pérdida del deseo sexual… que se deben tanto a factores personales como hormonales. El ejercicio ayuda a la producción de endorfinas, las hormonas que aumentan el bienestar y la serenidad emocional.

Artículos destacados

Tu privacidad es nuestra prioridad

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines estrictamente funcionales, permitiendo la navegación en la web, así como para fines analíticos, para mostrarte publicidad en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (p. ej. páginas visitadas) y para optimizar la web. Clica AQUÍ para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar cookies” o configurarlas o rechazar su uso clicando en “Configurar cookies”.

Estrictamente necesarias

Estas cookies son necesarias para facilitar la correcta navegación por nuestro sitio web y aseguran que el contenido se carga eficazmente, permitiendo la correcta utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existen. Se incluyen cookies analíticas anónimas y agregadas para hacer recuento del tráfico del sitio y las páginas visitadas. 

Analíticas y optimización

Estas cookies son propias o de terceros que nos permiten optimizar tu experiencia en el sitio web, evaluando su rendimiento y mejorar añadiendo nuevas funcionalidades. 

Publicidad comportamental

Estas cookies son utilizadas para almacenar información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada. Gracias a ellas, podemos conocer los hábitos de navegación en el sitio web y mostrar publicidad relacionada con el perfil de navegación del usuario.