El blog de los seguros de El Corte Inglés

¿Cuándo debería de tomar suplementos vitamínicos?

¿Cuándo debería de tomar suplementos vitamínicos? Vida saludable

Con la llegada de la primavera son muchos los casos de anemias y déficit vitamínico en los organismos.

Es bastante común que, en algún momento de la vida, por una mala alimentación, demasiado estrés, hormonas, y/o falta de sueño, aparece en la analítica de sangre un descenso de vitaminas que el cuerpo necesita.

Normalmente, esta falta, se manifiesta mediante cansancio, desgana, dolores de músculos y huesos, uñas frágiles, caída del cabello, disminución del apetito, entre otros factores.

Dependiendo del médico de cabecera te recomienda unas pautas u otras, pero si tienes un nivel muy bajo de vitaminas, en general suelen recetar suplementos vitamínicos acompañándolos de una buena alimentación.

¿Cómo obtener las vitaminas esenciales?

Para ayudar a los suplementos, debes tomar ciertos alimentos que te proporcionen esas vitaminas.

Vitamina C (zumo de naranja y kiwi)

Más allá de prevenir resfriados, esta vitamina es clave para la formación de colágeno y para generar una buena cicatrización de las heridas. Además, la vitamina C ayuda al organismo a aprovechar el hierro procedente de otros alimentos.

- Vitamina A (zanahoria)

El bienestar de los huesos, piel y mucosa lo determina esta vitamina. Su potente efecto antioxidante, fortalece y refuerza tener una correcta visión.

- Vitamina E (aceite de oliva)

Colabora en la formación de los glóbulos rojos, y su efecto antioxidante protege a las células del ataque de los radicales libres.

- Vitamina K (escarola)

Una correcta coagulación de la sangre viene definida por esta vitamina, y también es clave para la formación de los huesos.

- Vitamina D (sardinas)

Es fundamental para mantener sanos y fuertes los dientes y los huesos. Además, favorece la absorción del calcio.

- Vitamina B3 (salmón)

Esencial para equilibrar el sistema nervioso y el aspecto sano de la piel.

Tu privacidad es nuestra prioridad

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines estrictamente funcionales, permitiendo la navegación en la web, así como para fines analíticos, para mostrarte publicidad en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (p. ej. páginas visitadas) y para optimizar la web. Clica AQUÍ para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar cookies” o configurarlas o rechazar su uso clicando en “Configurar cookies”.

Estrictamente necesarias

Estas cookies son necesarias para facilitar la correcta navegación por nuestro sitio web y aseguran que el contenido se carga eficazmente, permitiendo la correcta utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existen. Se incluyen cookies analíticas anónimas y agregadas para hacer recuento del tráfico del sitio y las páginas visitadas. 

Analíticas y optimización

Estas cookies son propias o de terceros que nos permiten optimizar tu experiencia en el sitio web, evaluando su rendimiento y mejorar añadiendo nuevas funcionalidades. 

Publicidad comportamental

Estas cookies son utilizadas para almacenar información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada. Gracias a ellas, podemos conocer los hábitos de navegación en el sitio web y mostrar publicidad relacionada con el perfil de navegación del usuario.