Está claro que, con niños en casa, cualquier cosa puede pasar. Por eso tener un seguro del hogar que nos garantice la mayor tranquilidad ante posibles accidentes domésticos nos dará un mejor descanso.

Una de estas pequeñas tragedias domésticas, y bastante frecuente, es cuando se estropea la televisión. En estas situaciones, el seguro del hogar puede cubrir la avería del aparato, aunque no en todas las pólizas ni en todas las situaciones.

Lo primero que tenemos que hacer para saber cuándo el seguro del hogar nos cubre la avería de un televisor, es leer con atención las condiciones de la póliza. En el contrato puede que encontremos algunas coberturas que nos pueden ayudar en estas situaciones, como la de todo riesgo accidental o daños eléctricos.

De hecho, uno de los errores más extendidos entre los clientes que contratan una póliza de hogar, suele producirse cuando consideran que la cobertura de accidentes domésticos cubre toda la casuística de incidencias que pueden darse en una casa. Pero lo cierto es, que los seguros acotan en sus condicionados qué accidentes están incluidos y cuáles no.

La mayoría de seguros que incluyen coberturas de este tipo sólo cubren la rotura accidental de cristales, loza sanitaria y mármol. Si se produce una rotura accidental de cualquier otro bien, como puede ser una televisión, no estará cubierto, ya que suelen tratarse de otro tipo de coberturas.

Existe la posibilidad de incluir este tipo de accidentes entre las coberturas del seguro de forma adicional. En algunos casos esta se recoge en modalidades de contratación opcional como las opciones de garantía de todo riesgo accidental. Con esta garantía, la rotura de la tele estaría cubierta por el Seguro siempre que el siniestro responda a las características de un accidente doméstico, tal y como se describe en el condicionado de cada póliza.

Eso sí será necesario que confirmes cómo es la cobertura de rotura accidental, y cuál es el límite de esta garantía.

En cuanto a la cobertura por daños eléctricos puede cubrir la avería de la televisión si se ha producido como consecuencia de una subida o bajada de tensión que ha afectado a la instalación eléctrica de la vivienda.

Por lo general, esta garantía garantiza que la aseguradora en caso de un siniestro de este tipo, va a realizar la reparación del aparato afectado.

¿Qué hacer ante un siniestro?

Si tu televisión ha dejado de funcionar, lo primero que debes hacer es ponerte en contacto con tu seguro. Para ello:

  1. El asegurado deberá comunicar al asegurador el acaecimiento del siniestro en el plazo más breve posible y, como máximo, dentro de los 7 días siguientes a haberlo conocido, salvo que en la póliza se haya pactado otra cosa. En caso de incumplimiento de este deber el Asegurador podría reclamarle los daños y perjuicios causados por la falta de comunicación.
  2. Además, deberá facilitar al asegurador toda clase de informaciones sobre las circunstancias y consecuencias del siniestro, así como adoptar cuantas medidas estén a su alcance para limitar o disminuir las perdidas y/o reclamaciones de responsabilidad, y seguir las instrucciones que al respecto le dé el Asegurador. El incumplimiento de este deber dará derecho al Asegurador a reducir su prestación en la proporción oportuna, teniendo en cuenta la importancia de los daños derivados del mismo y el grado de culpa del asegurado.

Existen determinados tipos de seguros de hogar que podemos considerar “imprescindibles” para las personas y las familias, y el seguro Multirriesgo del hogar es uno de ellos. Por ello, hay que tener en cuenta que la vivienda supone normalmente la inversión más importante para la gran mayoría de las personas (casi el 50% de la renta familiar se invierte en la adquisición de la vivienda), y el porcentaje más elevado de su patrimonio.

Si necesitas un buen seguro del hogar, no dudes en consultarnos