Consejos para tu primer viaje en crucero

¿Tu primer crucero? ¿Emocionado? Menuda experiencia. No te pierdas los consejos que te damos para que todo salga a pedir de boca. Viajes

Es una maravilla despertarse una mañana, abrir las cortinas y ver el paisaje más azul que jamás hayas visto antes. Ningún artificio más, solo el azul del mar y el cielo. Esta escena evoca inmediatamente descanso y relax.  O quizá prefieras ver un paisaje montañoso al despertar, playas de arena blanca o la silueta de alguna ciudad monumental. Hay tantos tipos de viaje en crucero como gustos y apetencias. 

Hay quien decide hacer un crucero para disfrutar del sol, el descanso y la gastronomía como si de un hotel todo incluido se tratara y no necesita bajar a tierra hasta el final del viaje, ya que es un entorno perfecto tanto para niños como adultos y el entretenimiento está asegurado. 

Aunque lo cierto es que el tipo de crucero más común es el que combina descanso con turismo, es decir, todo lo que conlleva alojarse en un hotel sobre el agua, con todas sus comodidades, añadiendo excursiones en cada puerto donde se atraca. De esta forma se aprovechan más los días y pueden visitarse distintos enclaves turísticos importantes en un mismo viaje. Eso sí, no te olvides de contratar un seguro de viaje que te proteja tanto dentro como fuera del barco… 

El seguro de viaje es un elemento muy recomendado por los profesionales del sector a la hora de realizar un crucero tanto en España como en el extranjero

A la hora de informarse sobre cómo organizar un viaje en crucero, conviene saber que esto lleva su tiempo y que no es tan sencillo como idear una escapada en coche durante un puente o un fin de semana por alguna capital europea. Normalmente, este tipo de viajes requieren mayor planificación, ya que en la mayoría de los casos el punto de partida (tu casa) no corresponde con el de salida, y ahí ya tenemos un traslado extra. El primer desplazamiento será hasta el puerto donde se inicia el crucero.

También debes organizar tus fechas en el calendario y adaptar tus compromisos laborales, ya que los cruceros pueden durar hasta 25 días o tres meses incluso si estás pensando en viajar alrededor del mundo. Pero vamos a aportar ciertas pistas que nos pueden ayudar en un crucero de 7 días, un plazo muy adecuado si lo que quieres es probar la experiencia y decidir si convertirte en crucerista.

6 consejos para tu primer crucero

Elige el destino

Dedica un tiempo a comparar en Internet para encontrar los mejores precios. A veces, trucos como apuntarse para recibir una newsletter pueden facilitarte descuentos. Si prefieres la seguridad y comodidad de hacerlo a través de una agencia, en Viajes El Corte Inglés puedes encontrar lo que estás buscando.

Contrata el crucero

Cuanta más antelación, mejor. Y contrata también las excursiones, así no tendrás que preocuparte de nada durante el trayecto. 

Elección de camarote

A veces merece la pena pagar un poco más para disfrutar de las vistas. No todos los veranos se hace un crucero. Si consigues un camarote alejado de las zonas más ruidosas, el descanso total está asegurado.

Traslados

Organiza con tiempo los traslados al puerto de salida.

Equipaje ligero

Piensa lo que llevarás en tu maleta al máximo y evita cargar con cosas innecesarias durante el viaje. Si necesitas algo que no te hayas llevado no te preocupes, en el barco podrás comprarlo y también en las excursiones.

Seguro de viaje

Contratar previamente un seguro de viaje que te proteja hasta que regreses a casa no es obligatorio, pero sí muy recomendable para evitar tener que realizar posibles desembolsos inesperados en caso de que suceda una situación no prevista, por ejemplo, la cancelación del crucero, un accidente que requiera hospitalización en otro país o problemas con el equipaje. Si contratas tu crucero con El Corte Inglés te recomendamos informarte acerca del seguro. 

Qué llevar en un crucero de 7 días

Lo fundamental es tener claro el tipo de destino, así como mirar cuando se vaya acercando la fecha de partida, cuál va a ser la temperatura estimada allí. Eso te dará muchas pistas sobre qué llevar en el equipaje para un crucero de siete días. No es lo mismo un crucero por los fiordos noruegos que uno por las islas griegas, incluso aunque sea en la misma semana del año, las variaciones en la temperatura y el tipo de viaje son muchas.

Teniendo claro todo lo anterior, así como el tipo de actividades que se van a realizar durante la semana, lo más importante que has de llevar a tu crucero para disfrutar de una estancia lo más cómoda posible es: 

  • Documentación como DNI, tarjeta sanitaria o seguro de viaje correspondiente. Estos son, posiblemente, junto con la medicación si es que necesitas tomar alguna habitualmente, los requisitos más importantes a la hora de viajar. 
  • Equipaje apropiado para el tipo de crucero: ¿abrigo, gorro y guantes o bañadores, cremas solares y ropa cómoda para hacer turismo? Todo dependerá del destino y de la época del año. 
  • Ganas de pasarlo bien y de conocer y disfrutar otras culturas. 

La mayoría de los cruceros, dependiendo de la naviera o del tamaño del buque, suelen tener en su interior tiendas de ropa y complementos, peluquerías o barberías entre otros servicios, por lo que si te has olvidado de algo posiblemente puedas cubrir tus necesidades sin salir del barco. Si no es así, tendrás que aprovechar las excursiones o bajar a tierra para comprar lo necesario o, por ejemplo, acudir a una farmacia. 

¿Qué no se puede llevar en un crucero?

No podrás embarcar en un crucero si llevas en tu equipaje objetos como: 

  • Pequeños electrodomésticos como secador de pelo, hervidor de agua, tostadora o microondas.
  • Drogas o alcohol.
  • Armas blancas o de fuego.
  • Mascotas. 
  • Comida. Evita llevar comida para tener en el camarote, si viajas con un bebé, los tarros herméticos de farmacia si están permitidos en algunas navieras.
  • Juguetes inflamables o cometas, patines o patinetes sobre ruedas.
  • Cualquier tipo de instrumento musical.
  • Equipación deportiva para, por ejemplo, practicar buceo.

Consulta todas las condiciones para no incurrir en errores y que te obliguen a desprenderte de algo que no quieras dejar en tierra. Es lo mejor para evitar recibir sorpresas en el último momento que puedan empañar la experiencia de hacer un crucero. 

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS