¿Qué cubre el seguro de cancelación de viaje?

Por aquello de que nunca se sabe lo que puede pasar, es fundamental saber qué cubre el seguro de cancelación de viaje. Viajes

Dicen que un viaje se disfruta tres veces: mientras lo planeas y preparas, durante tu estancia en el destino elegido y después de volver, con todos los recuerdos que has fabricado. Como se debe empezar por el principio, vamos a centrarnos en el primer momento de disfrute, el de la preparación.

Es fundamental, una vez tenemos claro dónde vamos a ir, apuntalar bien factores indispensables como reservar el alojamiento, comprar el billete de avión, controlar la zona para saber movernos por allí y por lo menos, hilvanar algún tipo de experiencia o excursión, si eres de los que prefiere llevarlo todo preparado y no dejar nada al azar. 

La lástima es que no siempre todo sale según lo deseado y surgen imprevistos que nos obligan a quedarnos en tierra. Aquí es donde entra en escena tu seguro de cancelación de viaje, porque, además del jarro de agua fría que supone no poder hacer ese viaje, te enfrentas a perder todo el dinero que hayas invertido en él si no tienes un seguro.

Qué es y por qué interesa contratar un seguro de cancelación de viaje

Estas pólizas cubren los gastos que supongan anular el viaje antes de la fecha de salida, si la cancelación se puede achacar a una causa de fuerza mayor. De este modo podrás recuperar el dinero que hayas destinado al viaje, aunque hay compañías de seguros que te reembolsarán el total y otras, un porcentaje del coste, según rece en la póliza que hayas contratado. Generalmente, estos seguros te protegen en caso de accidente, fallecimiento del tomador o un miembro directo de su familia, enfermedad grave o a veces, pueden abarcar imprevistos laborales. 

Siendo este un seguro no obligatorio, su contratación dependerá de tus necesidades, o de los hechos que prefieras tener cubiertos, por precaución. En cualquier caso, saber que ante una situación inesperada podrás recuperar tu dinero o parte de él, es por sí sola una causa suficiente para hacer un seguro de cancelación de viaje, sobre todo si:

  • Has reservado y pagado el viaje con mucha anticipación
  • Alguien de tu familia atraviesa por una enfermedad y su estado es delicado
  • Si estás embarazada y crees que pueden surgir complicaciones
  • Estás pasando un momento inestable o difícil en tu trabajo

Diferentes modalidades de seguros de cancelación

Algunas pólizas que podemos encontrar son los seguros de asistencia en viaje y anulación, que además de los gastos cubiertos por cancelar tus reservas, te dan la opción de asistirte durante el viaje si puedes irte y durante tu estancia sufres algún percance relacionado con retrasos en los vuelos, pierdes el equipaje, te lo roban, os ponéis enfermos y  necesitáis asistencia sanitaria, accidentes durante el viaje, repatriaciones por enfermedad o fallecimiento, además de cubrirte por responsabilidad civil en caso de que un tercero resulte dañado por tu causa. Otra opción es un seguro de anulación, que te permite cancelar un viaje antes de que comience; la fecha límite para ello te la dará la póliza que firmes, ya que dependerá de sus condiciones particulares.

Requisitos que debes cumplir para poder anular tu viaje

Probablemente ya puedas encontrar una póliza que te cubra la cancelación del viaje sin necesidad de alegar motivos de fuerza mayor, pero debes informarte muy bien del precio de estos seguros y de las condiciones particulares, además de las exclusiones. Los más habituales son los que comentamos, sólo permiten la cancelación por causas específicas, y siempre atendiendo a las que tú hayas contratado en tu seguro. Algunas de ellas son:

  • Enfermedad 

Lamentablemente, es una de las causas más frecuentes por las que se producen cancelaciones de viajes y vacaciones. Ha de ser alguna enfermedad considerada grave, una intervención quirúrgica, trasplante de un órgano, complicaciones en un embarazo o enfermedad grave de un hijo -en las diferentes pólizas de seguros se recogen edades límite para contemplar este hecho como motivo de cancelación, comprueba la tuya si tienes hijos cuando la contrates-, y últimamente, a estos supuestos se han añadido en muchas pólizas el positivo en coronavirus del asegurado o familiares directos. De hecho, el COVID ha hecho que aparezcan en el mercado pólizas que específicamente contemplan los casos relacionados con este virus.

  • Motivos familiares

Fallecimiento de algún familiar directo, o problemas que impidan que una persona pueda viajar, dejando solo como viajero a un menor o persona dependiente.

  • Situaciones extraordinarias

Si te roban o pierdes el DNI o el pasaporte pocos días antes del viaje, aunque ya se puede conseguir una renovación rápida en el mismo aeropuerto en muchos casos.

Aquí se recoge también la declaración oficial de zona catastrófica, por ejemplo.

  • Motivos académicos o de trabajo

Concesiones de becas, oposiciones, despidos, incorporación a un nuevo trabajo en una empresa diferente o movilidad laboral imprevista y obligatoria, entre otros.

  • Requerimientos legales o de organismos oficiales

Si te toca estar presente en una mesa electoral, si te llaman a declarar en un juicio, si te requieren como testigo, si sufres una retención por parte de la policía, por la adopción de un menor o por tener que presentar documentación oficial.

En cada póliza puede haber supuestos distintos aunque los más comunes o generales se den en la mayoría de ellas. Por eso es conveniente repasar muy bien las diferentes opciones que tenemos y ajustarlas a nuestras necesidades específicas cuando vamos a contratar un seguro de cancelación de viajes.

Cuándo contratarlo

El mejor momento para hacerlo es al mismo tiempo que reservamos nuestro viaje. De esta manera, si estás comprando un viaje con suficiente antelación, tendrás tiempo de sobra para comparar qué te ofrecen las diferentes pólizas y qué opciones hay antes de firmar la que elijas. Eso sí, no te demores demasiado porque necesitas que pasen 72 horas desde su contratación para que entre en vigor. Por otro lado, no debes dejar de observar los plazos de carencia que existen; además de lo que acabamos de explicar, normalmente debes avisar a la compañía de que cancelas el viaje con 48 horas de antelación si quieres que se te indemnice tal y como figura en la póliza que hayas contratado.

Artículos destacados

HABLA CON UN ASESOR

Deja tus datos y te llamaremos para resolver tus dudas y recibir asesoramiento

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS

  • COCHE

  • MOTO

  • Seguros de Hogar

    HOGAR

  • Seguros de Salud

    SALUD

  • Seguros de Vida

    VIDA

  • Seguros de Accidentes

    ACCIDENTES

  • Seguros de Accidentes

    DECESOS