Esta ciudad situada en la parte central del norte de España, es la capital de Castilla y León.

La Catedral gótica es Patrimonio de la Humanidad y el mayor atractivo de la ciudad.

La tierra del Cid Campeador, también tienes otros dos bienes culturales declarados Patrimonio de la Humanidad, el centro histórico de la ciudad y el Camino de Santiago Francés que cruza Burgos.

Si no te quieres perder ninguno de los monumentos ni rincones de la ciudad te recomendamos que realices el Free Tour. Una apuesta muy completa y que por 5 euros no solo verás, sino que también conocerás su historia.

Respecto a la gastronomía burgense, los paladares serán los principales en ponerse las botas. La mayor parte de los restaurantes gira en torno al asado de cordero lechal. Un plato muy castellano y estrella de Burgos.

De los productos elaborados en la tierra destacan la morcilla de arroz, el queso, tanto fresco como curado de oveja, y las alubias rojas de Ibeas.

Te recomendamos que después de visitar la ciudad y perderte por sus calles que comiences otra ruta: la del tapeo por el Casco Viejo de la ciudad.

¡Por que viajar para comer y viceversa es un placer!