El próximo 19 de octubre se celebra, como cada año, el Día Mundial contra el Cáncer de Mama con el único objetivo de concienciar a la población de que es una enfermedad real, que cada vez está más controlada pero que es muy importante la prevención y la educación. 

Aunque al escuchar cáncer de mama, inmediatamente la mayoría de la gente piensa en las mujeres, nada más lejos de la realidad, ya que también hay un porcentaje mínimo de hombres que lo han padecido alguna vez. Por ello, es tan importante educar y concienciar.

Educar para que se sepa que los porcentajes están ahí y que, actualmente, una de cada ocho mujeres va a padecer cáncer de mama alguna vez en su vida. También, todavía sigue siendo necesaria la ayuda para invertir en investigación.

Prevenir es observar, tocar y explorar tu cuerpo para darte cuenta de los posibles cambios o señales. El tiempo es un factor primordial a la hora de plantarle cara a esta enfermedad, cuanto antes se diagnostique mejor, ya que puede comenzar en una zona y extenderse a otras. También, con un pronto diagnóstico puede que el tratamiento sea más leve que si se ha diagnosticado más tarde. Descubre cómo realizar tú misma una auto-exploración de senos aquí.

También hay otras formas de prevención pero, en ocasiones, la seguridad social no las cubre hasta que no vislumbra algún signo “raro”. Por ello, es conveniente disponer de un seguro privado de salud para estar tranquil@s y realizar revisiones anuales de todo tipo.

La Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) tiene un amplio programa de ayuda y apoyo tanto a los afectados como a los familiares para afrontar todos los procesos de la enfermedad de la forma menos traumática posible. A parte, recibe multitud de donaciones diarias que destina íntegramente al estudio e investigación tanto del cáncer de mama como de otros tipos de tumores malignos.

Esperemos que con el tiempo, gracias a la investigación, podamos poner fin a esta enfermedad como si fuera un mal resfriado.