Quitar manchas de chocolate en la ropa puede resultar, aunque a priori podamos pensar lo contrario, una de las tareas menos molestas si al hecho le ha precedido el placentero disfrute de este manjar.

Pero ¿Y si te dijéramos que el chocolate es un alimento que puede aportar a tu salud múltiples beneficios? Abre los ojos y lee atentamente las siguientes 8 razones para comer más chocolate que te ofrecemos a continuación. Te sorprenderás:

  1. Aumenta nuestra energía: el alto contenido energético que posee el chocolate, hace de él el tentempié perfecto para recuperar fuerzas cuando éstas flojean. Una onza a media mañana o a media tarde en el trabajo, tras practicar deporte o cuando sentimos algo de flojera, puede resultar ideal para reponernos.
  2. Es un protector cardiovascular y cerebrovascular: el chocolate beneficia la actividad de nuestro corazón y de nuestros músculos gracias al potasio y al magnesio que contiene. Por lo tanto, comer chocolate reduce el riesgo de arritmias.
  3. Aumenta la felicidad: la feniletilamina que contiene el chocolate es un estimulante que aporta la sensación de bienestar.
  4. Previene enfermedades hepáticas: el chocolate puede ser un buen protector para nuestro hígado, ya que el cacao puro favorece el flujo de nuestra sangre en él.
  5. Es un analgésico natural: al comer chocolate generamos endorfinas, sustancias del cerebro que nos hacen sentir más felices y relajados. Este tipo de sensaciones nos pueden ayudar a aliviar cualquier tipo de dolor que podamos sufrir en un momento dado.
  6. Antiestrés: por lo mencionado en el punto anterior y gracias también al triptófano que contiene el chocolate, este puede actuar como calmante natural.
  7. Bueno para la memoria: gracias a la teobromina que contiene el chocolate, nuestro sistema central se estimula y nos ayuda a concentrarnos mejor.
  8. ¡Y POR LO BUENÍSIMO QUE ESTÁ! Negro, a la naranja, con leche... ¡rico, rico! 

Ahora que ya conoces las razones por las que debes comer más chocolate, sólo nos queda aconsejarte que no olvides realizar un consumo moderado del mismo (como máximo dos onzas al día) y con el porcentaje mayor de cacao posible. De lo contrario nada de lo que hemos apuntado en este artículo tendrá validez. Una alimentación equilibrada es la clave para gozar de una buena salud. Protegerla además con un buen seguro de salud para sentirte lo mejor cuidado posible cuando falle, también.