¿Eres deportista? Así te ayuda tu seguro de salud

Si eres deportista, tienes posibilidades de sufrir alguna lesión. Un seguro de salud es tu compañero ideal a la hora de practicar tu deporte favorito. Vida Saludable

Calcula tu seguro de salud

¿Eres un deportista serio? ¿Un runner ocasional o uno que no se pierde un día de carrera, haga un sol de justicia, llueva o nieve? ¿De los que se suben a la bici y pedalean hasta el infinito y más allá? Entonces, lo más probable es que goces de muy buena salud. En algunos aspectos, desarrollar tu actividad favorita debería ayudarte a conseguir primas más bajas en tu seguro médico: probablemente, tengas un peso saludable para tu altura y lo más probable es que no fumes. Sin embargo, un entrenamiento duro puede requerir revisiones médicas más frecuentes y seguir unos cuidados preventivos, aparte del hecho de que entrenar tanto nos da una probabilidad más alta de sufrir lesiones; estas dos variables hacen que se altere el precio del seguro médico.

Seguros para deportistas profesionales

Los atletas profesionales y los integrantes de los equipos oficiales tienen acceso a un seguro médico colectivo y es que, según la Ley del Deporte, los deportistas federados participando en competiciones que sean oficiales y a nivel estatal, tendrán un seguro obligatorio con coberturas para la salud que correspondan a los riesgos del deporte que practica.

Un seguro de salud es algo imprescindible para un deportista que quiera practicar su afición con la tranquilidad de tener las espaldas cubiertas

Es su Federación quien suscribirá el seguro, ocupando la figura del tomador, y entregará al deportista, junto con su licencia deportiva, su certificado personal de seguro. En este documento aparecerá la compañía de seguros, los riesgos que se incluyen y se excluyen, las prestaciones que están garantizadas y por supuesto, beneficiario y asegurado.

¿Hay seguros para deportistas aficionados?

En cuanto a la competición amateur, las federaciones deportivas tienen una normativa para los deportistas que buscan competir a nivel nacional o internacional: todos deben estar asegurados. Por eso, en la mayoría de las federaciones, por no decir en todas, el hecho de federarte conlleva el pago de una pequeña cantidad que va destinada a un seguro de accidentes y que se refleja en tu tarjeta federativa o en los documentos que te hacen llegar acompañándola.

Si el deporte que practicas te hace más propenso a lesionarte, es posible que quieras hacer una comparativa de seguros de salud y así tener uno independiente para poder elegir en cuál de los dos a tu disposición tratarte en caso necesario. Tener una póliza de salud siempre es recomendable, además de la que la federación pone a tu disposición con el pago de la cuota.  

Y es que las personas que se consideran deportistas, pero no es su ocupación principal, deben hacerse un seguro de salud por su cuenta. Los más jóvenes que están a punto de abandonar el seguro de sus padres también pueden encontrarse con este problema.

Ahora bien, si no practicas un deporte a nivel profesional y no estás en disposición de federarte, tu seguro de salud propio es más que fundamental. Todos tenemos ese amigo del que decimos “es un deportista nato”, “es súper deportista” y en realidad, lo que hace es ir al gimnasio todos los días o varios a la semana, o salir a correr o montar en bici, pero trabaja en una oficina, por ejemplo. Es decir, aquellos que dedican su tiempo libre al deporte para desconectar del trabajo, para cuidar su salud o simplemente porque les gusta.  

Tienes que saber que hay ocasiones en que ciertas actividades no están cubiertas en algunas pólizas. Ciertos deportes se incluyen en estas actividades, sobre todo, los de riesgo. Así que tienes que asegurarte de que tu seguro tiene unas coberturas potentes, que recoja desde una atención urgente hasta una hospitalización o cirugía si acabas con una lesión complicada. Si una lesión de estas características no te permite ir a trabajar durante un tiempo, puedes valorar que tu póliza contemple esa eventualidad.  

Lo que sí es interesante para este tipo de personas, los “deportistas no profesionales”, es que su seguro de salud les ofrezca cobertura en especialidades que les pueden ayudar mucho en la práctica de lo que más les gusta. Si corres, nadas, juegas al futbol o al basket, tu seguro cubrirá la mayoría de las lesiones con que te puedas encontrar

Un reconocimiento médico es vital, si has decidido empezar ahora a practicarlo; si eres de los afortunados que no sufres lesiones frecuentemente, hacerte un chequeo anual es muy aconsejable también, porque podrán valorar y comparar cómo evolucionan tu cuerpo y tu salud desde que empezaste a hacer deporte hasta la actualidad. 

Seguros deportivos temporales

Algunas empresas se han especializado en ofrecer seguros de accidentes por días, para practicar deporte con toda tranquilidad. Recuerda que los deportes considerados extremos o algunas actividades de riesgo, deberían tener un seguro específico ya que quedan generalmente excluidos de un seguro de salud como los que habitualmente manejamos. Lee bien las condiciones de cada póliza, ya que puede que contrates un seguro y finalmente aquel deporte que pretendes practicar o la actividad que quieres llevar a cabo, no están cubiertos.

Tu seguro médico puede ser muy útil 

Ya hemos hablado en muchas ocasiones de que los seguros de salud nos evitan a veces esperas para recibir la atención médica que queremos. Y si pensamos en seguros de deportistas, o hablamos de determinadas especialidades que en ocasiones urgen para atender algunas lesiones, interesa la rapidez. 

La medicina deportiva empieza a ser una especialidad cada vez más demandada por los asegurados, aunque siempre hay alternativa con otros especialistas, si en tu póliza no aparece específicamente. 

La podología es una de las más demandadas por quienes hacen del running su afición. Que te hagan un estudio de la pisada es muy importante para definir qué tipo de pasos das y cómo los das, si pronas o supinas a la hora de andar, y todos estos datos te ayudarán a comprar las zapatillas que más te convienen y que te ayudarán a evitar lesiones por ir incorrectamente calzado.  

La fisioterapia es otra especialidad que aplicada como tratamiento para lesiones o post rehabilitación es fundamental para cualquier deportista. Acostumbrarse a acudir a la consulta del fisioterapeuta de manera frecuente es muy aconsejable también para ayudar a prevenir lesiones. Tú puedes definir cada cuánto tiempo ir, estableciendo la rutina que veas que te ayuda más para la práctica del deporte.  

Y la nutrición es otra de las que cada vez ganan más peso entre las especialidades médicas que buscan los amantes del deporte. Controlar lo que comes, cómo y cuándo lo comes, el aporte calórico y nutricional de los alimentos, influyen mucho en las circunstancias en que tu cuerpo va a tolerar el ejercicio y a niveles superiores, incluso beneficiará y potenciará tus condiciones y aptitudes.

Además, hay compañías que ya ponen a tu disposición aplicaciones donde poder hacer un seguimiento nutricional de tu dieta, aplicándolo al deporte en concreto que practiques.

Así que, si eres deportista, no olvides cuidarte: recuerda aquello de “mens sana in corpore sano” …

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS