Una cena sana y ligera antes de acostarse es fundamental para poder conciliar bien el sueño y no coger kilos de más.

Saber qué comer por las noches te permitirá descansar mejor y mantener la figura, por lo que es imprescindible conocer los alimentos prohibidos antes de ir a dormir.

Debes pensar que mientras dormimos, nuestro organismo trabaja de una forma más lenta y quema grasas de una manera más costosa que durante el día, cuando nos encontramos en plena actividad.

Además de saber qué alimentos eliminar de la cena, también debes evitar acostarte con el estómago lleno. Procura hacer la digestión antes, para que este proceso no transcurra mientras intentamos descansar. A continuación, vamos a mostrarte diez alimentos que debes evitar antes de ir a dormir:

1. Chocolate: se trata de un alimento que contiene teobromina, un componente estimulante que dificultará la facilidad de conciliar el sueño.

2. Pasta: posee hidratos de carbono, muy necesarios para obtener energías durante el día, pero pesados de metabolizar durante la noche. Suele ir acompañada de salsas o aceites que harán la digestión aún más pesada. Además, la pasta incrementa los niveles de azucar, algo que no ayudará a conciliar el sueño.

3. Carne roja: su digestión es de por sí, pesada. Durante la noche, mucho más.

4. Piña y apio: las frutas y las verduras son muy sanas. Aportan gran cantidad de vitaminas y minerales y no engordan. Sin embargo, algunas como las dos que acabamos de nombrar, poseen un fuerte poder diurético. Si las incluyes en la cena, lo más probable es que, cuando estés durmiendo, necesites levantarte para ir al baño, interrumpiendo tu sueño.

5. Patatas fritas: la combinación de sal, grasa e hidratos de carbono que aporta este alimento puede resultar demasiado fuerte para tu estómago durante la noche.

6. Ajo y cebolla: pueden producir acidez y molestias a la hora de dormir.

7. Helado: es otro de los alimentos que se deben evitar durante la cena. Contiene mucho azúcar y leche, dos componentes que harán más pesada la digestión.

8. Cereales: aportan mucha energía a nuestro organismo, lo que dificultará la conciliación del sueño.

9. Lechuga: según algunos nutricionistas, este alimento puede ayudar a conciliar el sueño. Pero lo cierto es que otros aseguran que puede producir gases.

10. Lácteos: la lactosa puede provocar molestias estomacales. Es difícil de digerir. Por lo tanto, evita tomar leche o alimentos que la contengan antes de ir a dormir.

Si tienes problemas para conciliar el sueño, repasa esta lista. ¿Estás incluyendo alguno de estos alimentos en tu cena?

Si quieres cuidar tu salud dentro y fuera del trabajo, consulta a nuestro asesor.