Todos en algún momento, al tener un problema en la piel, hemos probado con algún remedio casero para aliviarla, antes de visitar al médico.   Si es así seguramente conocerás las propiedades de la avena coloidal como una posible solución. Durante siglos, esta avena ha sido utilizada como un ungüento para la piel irritada, seca o con comezón. 

 

La avena coloidal es que comúnmente conocemos como el polvo fino que se obtiene tras moler los granos de avena. Actualmente se emplea en la industria cosmética como ingrediente de una amplia gama de productos para el cuidado personal, sobre todo en lo que a la piel se refiere.

 

Muchos estudios científicos han demostrado que su composición química es compleja, ya que concentra polisacáridos, lípidos, proteínas, flavonoides, minerales y vitaminas.

 

Además, es un ingrediente que se valora por su capacidad hidratante y su acción antiinflamatoria y antioxidante.

 

¿Cuáles son los beneficios de la avena coloidal?

 

Debido a sus propiedades antiinflamatorias y emolientes, la avena coloidal ayuda a reparar la barrera cutánea y favorece el alivio de trastornos como los siguientes:

 

-Erupciones cutáneas.

-Eritema.

-Picazón y eccema.

-Piel seca.

-Dermatitis atópica.

-Quemaduras.

-Dermatitis del pañal.

 

Los emolientes son sustancias que tienen la capacidad de suavizar e hidratar la piel para reducir síntomas como el picor y la descamación.  Aunque los hay en muchos formatos la avena coloidal se destaca por ser apta para todos los tipos de pieles.

 

En general, se considera una sustancia segura, bien tolerada y que puede reducir la dependencia de los corticosteroides tópicos y sus posibles efectos adversos. Podemos estar hablando de un remedio natural. Por ejemplo, en caso de quemaduras, acné y dermatitis es primordial acudir a un médico dermatólogo para conocer otras opciones terapéuticas. La avena, a menudo, será de gran ayuda para calmar las molestias.

 

¿Cómo se utiliza?

 

La forma más común de utilizar avena coloidal para la piel es incorporando el polvo fino en el agua de la ducha. También está disponible en geles, cremas humectantes, ungüentos y otra variedad de productos.

 

Es primordial utilizarla según las indicaciones que vienen en la etiqueta del producto elegido. Además, en caso de dudas, primero hay que consultar al médico o farmacéutico. Por lo general, las cremas con avena coloidal se aplican en las áreas afectadas de la piel, según sea necesario. En caso de manos secas, se aconseja usarla cada vez que se laven.

 

En cualquier caso, se debe tener cuidado con áreas sensibles como los ojos, el interior de la boca, la nariz y la zona genital. También hay que tener precaución en caso de piel rota, agrietada o raspada.

 

¿Es seguro usar este producto?

 

La avena coloidal es segura para la mayoría de las personas. De hecho, hasta la fecha no hay información sobre efectos secundarios relevantes al emplear este producto.

 

Aún así, se desaconseja su aplicación en caso de tener una alergia conocida a la avena. También se sugiere suspender su uso en caso de presentar ardor o sarpullido tras aplicarla.

 

¿Qué otras propiedades tiene la avena coloidal?

 

En el año 2003, la Administración de Alimentos y Medicamentos clasificó oficialmente a la avena coloidal como un protector de la piel. Se ha comprobado que tiene propiedades antinflamatorias y antioxidantes que benefician la piel.

 

 

Los antioxidantes combaten a los radicales libres, que pueden dañar al cuerpo por medio del estrés oxidativo, si su número aumenta demasiado. El estrés oxidativo está relacionado con otras enfermedades como el cáncer, la diabetes, afecciones cardíacas, dermatitis y envejecimiento de la piel, que puede manifestarse con falta de elasticidad y de humedad.

 

Por otro lado, la avena coloidal actúa disminuyendo las citosinas, un grupo de proteínas que pueden producir inflamación en el cuerpo. Esto se debe a que los granos de avena cuentan con un grupo de sustancias químicas vegetales en su composición, las avenantramidas. Estas sustancias bloquean las citosinas inflamatorias inhibiendo su respuesta.

 

Durante los meses del invierno, debido al frío hay personas que presentan xerosis o piel muy seca. En estudios de personas con xerosis se han observado mejoras importantes en la humedad de la piel, utilizando humectantes que contienen avena coloidal.

 

También ayuda en la picazón relacionada con la varicela o las quemaduras. En estos casos se suele usar en combinación con otros medicamentos, como antihistamínicos.

 

¿Cómo podemos hacer la avena coloidal en casa?

 

Preparar la avena coloidal en casa es algo fácil, rápido y puedes ahorrarte algo de dinero.

Simplemente sigue estos pasos:

Agrega avena entera y cruda en una licuadora, tritúrala hasta que quede un polvo fino y blanquecino. Para probar si el molido está suficientemente fino, mezcla una cucharada en una taza de agua, si el agua se vuelve blanca lechosa, ya está lista. Esta avena puedes utilizarla para el baño, colocando un puñado en la bañadera notarás como tu piel mejora increíblemente.

 

La avena coloidal se ha utilizado durante siglos también para calmar la piel seca y con picazón. Su contenido de productos químicos vegetales antioxidantes y antiinflamatorios únicos llamados avenantramidas mejoran tanto la piel como la salud en general. Por todo ello, es muy interesante tener en casa avena coloidal, para utilizarla como producto muy saludable.