Los beneficios de conciliar vida laboral y familiar son evidentes, tanto para los trabajadores como para las empresas. Pero, ¿cuáles son en realidad esas ventajas? Edenred ha reunido las opiniones de varios expertos en recursos humanos para elaborar el ‘Whitepaper de la Conciliación’, un documento que pretende poner de relieve cada uno de los aspectos en que resultan favorecidos esa conciliación, como el aumento de la productividad o la mejora del clima laboral.

El texto cuenta con las opiniones, entre otros, de Roberto Martínez (director de la Fundación Másfamilia), Alfonso Beade López (Recursos Humanos y Servicios en BBVA), Blanca Gómez (directora de Recursos Humanos de Microsoft Ibérica) o Alejandro Frieben (director de Recursos Humanos en Oracle Ibérica).

Este es el decálogo de conclusiones más destacadas del documento:

1. Productividad. Tener más tiempo para el desarrollo personal y familiar favorece la productividad.

2. Otro de los beneficios de conciliar vida laboral y familiar es el compromiso y satisfacción que genera. La conciliación aumenta el compromiso del trabajador con la empresa y su satisfacción personal.

3. Mejora del clima laboral. Éste se ve beneficiado cuando el horario de trabajo encaja con la vida personal del empleado.

4. Competitividad. La flexibilidad de horarios supone una ventaja competitiva para la empresa, ayudando a retener a los trabajadores con más talento.

5. Horarios racionales. Trabajadores con y sin hijos pueden beneficiarse por igual de unos horarios más racionales.

6. Conciliación, sinónimo de responsabilidad corporativa. Las empresas pueden ayudar a construir una sociedad mejor racionalizando los horarios de sus empleados como parte de la responsabilidad de una compañía.

7. Más y mejor gestión del trabajo. Los horarios flexibles permiten al trabajador gestionar su trabajo en base a sus objetivos, aumentar su rendimiento, productividad y efectividad.

8. Tecnología en el trabajo. Las inversiones en tecnología de trabajo en movilidad son de retorno rápido y medible y ayudan a reducir costes de energía, seguridad, etc.

9. Optimización del horario laboral. Conciliar no es trabajar menos horas, sino aprovechar mejor la jornada de trabajo.

10. A largo plazo, tener empleados descontentos es mucho más caro para la empresa que flexibilizar horarios.