Hace unos años aterrizó en Occidente uno de los platos más ricos en sabor y buenos para la salud proveniente del mismísimo Oriente Medio. Con el nombre de Hummus se camufla la pasta de garbanzos con zumo de limón que ha conquistado más de la mitad de los paladares españoles.

Aunque el Hummus más conocido es el de garbanzo, existen múltiples variantes como el de lenteja, remolacha, aguacate, albahaca, etc.

Si te gusta este plato, estás de suerte, porque tiene una gran cantidad de beneficios para la salud y el organismo:

-Alto contenido en proteínas

Este alimento está presente en muchas dietas de adelgazamiento ya que aporta proteínas de calidad y nos ayuda a combatir ataques de hambre manteniendo los niveles de azúcar bajos en sangre.

-Bajo contenido en grasas

Su aporte graso no es elevado. Además, la cantidad de ácidos grasos esenciales es la idónea para el correcto funcionamiento del organismo. Entre sus ácidos grasos destacan el linoleico y el oleico que ayudan a mantener las células en perfecto estado.

-Ayuda a reducir el colesterol

Tanto su alto nivel de proteínas como el de fibra, y su bajo en grasa contribuye directamente a regular los niveles de colesterol.

-Efecto antidepresivo

Este plato también conocido como plato del bienestar refleja ingredientes naturales y saludable como las legumbres, aceite de oliva y pimentón. Esta mezcla contiene un aminoácido llamado triptofen, que produce serotonina.

-Barato y fácil de hacer en casa

Solo te hace falta un bote de garbanzos, aceite de oliva o sésamo, ajo, zumo de limón y sal. Bueno si le añades Tahini estará mucho mejor. Se puede comprar en grandes supermercados, herbolarios y tiendas donde haya productos árabes.

-Contiene mucha fibra

Está compuesto por grandes cantidades de hidratos de carbono saludables y de absorción lenta que aportan energía, pero con unos niveles de azúcar en sangre muy controlados.