El color de las heces en bebés puede ser una fuente de información muy valiosa para los padres en lo que se refiere a la salud de sus pequeños.

Conocer si el color de las heces en bebés es normal o es señal de que algo no va bien, te ayudará a poder reaccionar a tiempo y a detectar de forma rápida algún problema de salud de tu niño o niña.

A continuación, vamos a mostrarte las diferentes posibilidades de color de las heces en bebés y lo que puede significar cada uno:

  • Heces de color negro verdoso y textura pastosa: es normal en el primer pañal manchado por el bebé recién nacido. Estas primeras heces de tu bebé reciben el nombre de meconio, el cual está compuesto de células de la piel, líquido amniótico, mucosidad y otras sustancias ingeridas por el feto antes de nacer. En bebés de varios meses de edad que toman algún suplemento de hierro, también es normal que aparezcan heces con esta tonalidad.
  • Heces de color verde claro o amarillo: es el color normal en las heces de los primeros meses de vida del bebé en los que éste  ingiere y digiere leche.
  • Heces de color verde chillón de aspecto espumoso: este color puede responder a una elevada ingesta de leche materna baja en calorías, que es la primera que sale del pecho de la madre. La leche materna más nutritiva es la que sale al final, con lo que es recomendable vaciar el pecho en cada toma.
  • Heces de color marrón, marrón amarillento o marrón verdoso con textura pastosa: es el color más usual de las heces de bebés que ingieren leche de fórmula.
  • Heces de color marrón o marrón oscuro y textura consistente: este tipo de heces son las más normales en bebés que comienzan a ingerir alimentos sólidos.

El color de las heces de bebés que puede ser señal de algún problema de salud es:

  • Heces ensangrentadas: lo más probable es que exista algún problema digestivo.
  • Heces negras de textura gruesa: pueden ser formadas por sangre digerida.
  • Heces blancas: pueden ser señal de algún problema de hígado en el bebé.