Para poder proteger la salud de la mujer, es necesario que esta conozca todos los periodos fisiológicos que va a experimentar su cuerpo a lo largo de su vida. La menopausia es una etapa vital que viven todas las mujeres en el cual finalizan sus periodos menstruales y sus ovarios cesan de ovular.

Pero antes de que llegue la menopausia, las mujeres viven un periodo premenopáusico. Es en esta etapa cuando comienzan los primeros síntomas de la menopausia.

La premenopausia suele aparecer sobre los 45 años de edad media de la mujer. Antes de que llegue la menopausia, pueden pasar hasta siete años desde la aparición de los primeros síntomas de premenopausia. Durante este periodo de la vida de la mujer se dan una serie de síntomas que podemos identificar como los primeros síntomas que anuncian la llegada de la menopausia.

¿Cuándo sabemos que la menopausia ha llegado? La respuesta es cuando pasan al menos doce meses seguidos sin que la mujer menstrúe. Esto suele ocurrir cuando la mujer tiene alrededor de 50 años.

En esta etapa, en el cuerpo de la mujer comienzan a variar los niveles de estrógenos y de progesterona, hormonas que provocan una serie de reacciones. Una de ellas es que los periodos menstruales y el flujo en los mismos, varían.

En este periodo aún es posible quedarse embarazada. Una vez llegada la menopausia, no.

Los primeros síntomas más comunes de la menopausia son los siguientes:

  • Nivel irregular de flujo durante las menstruaciones y periodos menstruales irregulares durante la premenopausia.
  • Depresión, sensación de tristeza, nerviosismo, ansiedad y palpitaciones más fuertes de lo normal.
  • Sofocos, sensación extrema de calor corporal que suele durar varios minutos.
  • Dolor de mamas, dolores articulares, aumento del deseo sexual y aumento de peso.
  • Fuertes dolores de cabeza, migrañas, insomnio, irritabilidad y cambios de humor.
  • Sequedad vaginal y piel reseca.

Dejar de fumar, aliviar los sofocos con agua fría o generando un ambiente con la temperatura algo más baja de lo habitual, respetar los horarios del sueño, no beber alcohol, hacer ejercicio para generar la hormona de la felicidad (endorfinas) o buscar apoyo psicológico, son algunas de las medidas que una mujer puede tomar para aliviar los síntomas de la menopausia.

Una vez finalizada la menopausia, la mujer entrará en un largo periodo de años de  postmenopausia en los que deberá cuidar su salud y realizar chequeos médico anuales para controlar enfermedades de tipo cardiovascular, cancerígenas o como la osteoporosis.