El cuidado de la salud de nuestros hijos es la máxima prioridad de los adultos. Con el cambio estacional y la vuelta al colegio es habitual que se produzcan contagios de piojos de unos niños a otros.

Saber cómo eliminar los piojos y liendres es necesario, ya que si bien no es un problema grave, resulta muy molesto. Puede que hayas encontrado el corte de pelo que más favorece a tu hijo o hija. Ya está guapísimo y preparado para comenzar las clases. No permitas que su cabello se estropee con la incómoda presencia de estos ‘bichitos’ que además provocan irritabilidad. Si detectas que tu hijo comienza a rascarse la cabeza de forma compulsiva, no dudes en inspeccionar su cabello para detectar si tiene piojos o liendres.

Una vez que el problema ya ha aparecido, ¿cómo eliminar los piojos y las liendres? Toma nota de los siguientes remedios que puedes aplicar en casa:

  • Vinagre blanco: se trata de un producto que siempre está presente en todos los hogares. Es el remedio casero más usado y conocido para combatir a los piojos y las liendres. Se debe rociar todo el cabello y el cuero cabelludo con abundante vinagre y taparlo con un gorro de ducha durante tres horas. Transcurrido ese tiempo hay que lavar la cabeza con agua y champú y por último cepillar el cabello con un peine de alambre fino especial para eliminar restos de liendres y piojos.
  • Aceite de oliva: una dieta con aceite de oliva presente en ella resulta muy saludable. Pero el aceite de oliva no sólo es saludable para llevar una dieta equilibrada. El aceite también puede cuidar de la salud de nuestro cabello. Es perfecto para darle brillo y vitalidad y también para eliminar piojos y liendres. El proceso sería el mismo que hemos detallado en el punto anterior, sólo que lo ideal en este caso es dejar que el producto actúe sobre la cabeza toda la noche.
  • Ajo: mezcla ocho dientes de ajo triturados con aceite de oliva. La pasta resultante la debes impregnar por todo el cabello y cuero cabelludo y dejar que actúe durante una hora. Después lava el pelo y cepíllalo con un peina o cepillo antipiojos.

La prevención también es importante. Si detectamos el problema a tiempo evitaremos la aparición masiva de piojos en la cabeza de los niños. Por eso, revisar su cabello de forma habitual, sobre todo en época escolar que es cuando están más en contacto con otros niños, es  lo más recomendable para cuidar de la salud de los pequeños en este sentido.