Si haces caso a los siguientes consejos para cuidar de tu salud digestiva, evitarás esas molestias estomacales, que pueden arruinarte cualquier velada o reunión. No permitas que tu día y tu rutina se vayan al traste por la imposibilidad de encontrarte cómodo con tu aparato digestivo. Y es que no hay nada más molesto que el dolor estomacal, la hinchazón de la zona del vientre, el estreñimiento o las flatulencias.

A continuación te ofrecemos algunos consejos para cuidar de tu salud digestiva que te podrán ser de gran utilidad para detectar si hay algo que estás haciendo mal y que te provoca los síntomas mencionados antes:

  • Mantén un horario regular para las comidas: trata de comer siempre a las mismas horas cada día. Es preferible comer cinco veces al día y cantidades más moderadas, que comer dos o tres veces al día con cantidades más elevadas.
  • Evita el estrés y come de manera relajada: la forma de comer es importante para cuidar tu aparato digestivo. Come despacio y mastica bien los alimentos. Evita el estrés en tu rutina diaria, pues también puede afectar al tránsito intestinal y a la forma de metabolizar los alimentos que ingieres.
  • Come fibra cada día: así favorecerás el tránsito intestinal. Los cereales integrales, la fruta y la verdura deben estar siempre presentes en tu dieta.
  • Bebe mucha agua: otro de los consejos para cuidar de tu salud digestiva es que sustituyas los refrescos carbonatados o con muchos azúcares por agua. Aquellos hinchan el estómago, mientras que ésta ayuda a disolver mejor las grasas del cuerpo y facilita el tránsito intestinal.
  • Evita los alimentos que producen flatulencias: las coles, las alcachofas o los chicles son ejemplos de alimentos que debes consumir con moderación, ya que su exceso puede producir gases.
  • Evita las frituras y las salsas picantes o muy grasas: cocina al vapor, al horno o con cocción.
  • Haz ejercicio: la actividad física ayuda a que nuestro aparato digestivo trabaje mejor. Además hace que controlemos el exceso de peso.

Con estos consejos para cuidar de tu salud digestiva, podrás evitar la aparición de problemas de este tipo o reducirlos. Si aun así, continúas con molestias, no dudes en consultar con un médico. Los especialistas sanitarios sabrán aplicar el tratamiento más efectivo en cada caso.