El crossfit es el deporte de moda en los últimos años. Comenzó con una forma de entrenamiento en Estados Unidos entre bomberos, policías y militares se pusieron en forma con esta técnica. En la actualidad, todo tipo de personas han encontrado en el crossfit una manera de hacer deporte y sentirse mejor.

Este deporte comienza a desarrollarse en California y su creador es Greg Glassman que lo empleó para entrenar a policías y bomberos en la década de los 90. En el año 1995 abrió el primer gimnasio o box, que es como se conoce los centros de CrossFit. Desde entonces su método se ha ido extendiendo por todo el mundo y creando una comunidad de "crossfiteros que no para de crecer.

En estos centros (aunque también hay gimnasios que lo ofrecen entre su oferta) los entrenadores, formados específicamente en esta disciplina, entrenan a sus alumnos siguiendo los WOD's (Workout of the Day o Entrenamiento del Día), que son distintas rutinas que el entrenador propone cada día.

En la actualidad, España ocupa el séptimo puesto mundial de crecimiento en cuanto a la apertura de boxes o centros de crossfit. Y es que, parece que este deporte, lejos de ser una moda pasajera ha llegado para quedarse.

Características del crossfit

Lo que diferencia al crossfit del entrenamiento tradicional en los gimnasios que se llevaba a cabo hasta ese momento, es la posibilidad de realizar un entrenamiento de diferentes capacidades físicas básicas a la vez.

Su particularidad es que no se centra solo en el entrenamiento de fuerza o hipertrofia de un sólo grupo muscular, sino que el crossfit trabaja de forma simultánea la resistencia cardiovascular, la potencia, la fuerza, el equilibrio o la agilidad.

Aparte del entrenamiento físico, este deporte tiene un gran componente mental, que comparte también con otras disciplinas y deportes. Fomenta la motivación y la competición contra uno mismo y contra el reloj, además de generar el sentimiento de comunidad que se forma alrededor de los crossfitters de un mismo Box, factores son

En qué consiste el crossfit y cómo se practica

Como hemos comentado, el crossfit es un método de acondicionamiento físico que se basa en el trabajo con movimientos funcionales, realizados a alta intensidad y constantemente variados. Su objetivo principal es mejorar en todo el espectro de la condición física.

Aunque está asociado a una alta intensidad, esta es relativa ya que dependerá de la condición física de partida de cada persona. Las sesiones de crossfit se realizan siempre guiadas por un entrenador. Normalmente se lleva a cabo un calentamiento previo, después se hace una parte técnica o fuerza y posteriormente otra de alta intensidad.

 

El número de veces por semana que conviene practicarlo variará según la preparación física del alumno, de su objetivo y de la disponibilidad que tenga, pero suelen hacerse entre 3 y 6 veces por semana.

Además, el crossfit tiene beneficios variados en nuestra salud. Esto se debe a que es un ejercicio que lleva método multidisciplinar que trata de variar el estímulo del entrenamiento de una manera lógica, trabajando sobre todas las capacidades físicas, lo que favorece a nuestro cuerpo.

Su práctica mejora la fuerza, incrementa la resistencia, previene la osteoporosis, ayuda a controlar la tensión arterial, reduce la grasa corporal y mejora la movilidad, entre otros beneficios.

Los efectos positivos sobre la salud son numerosos y se ven rápidamente, debido al trabajo de alta intensidad que se realiza.

¿Quién puede practicarlo?

Es un tipo de entrenamiento que busca mejorar la forma física y el estado de salud de los que se propongan hacerlo y por ello, una de sus premisas es que sea adaptable a la forma física de cualquier persona.

Incluso aunque nunca hayas pisado un gimnasio y estés en baja forma física puedes comenzar a practicarlo, ya que se adapta la intensidad al estado físico y se va subiendo el ritmo según se va evolucionando.