El buen tiempo nos anima a que comamos saludable y equilibrado, no solo por la talla de pantalón sino por mantener nuestro cuerpo sano y nutrido correctamente.

Debido a la cantidad de información errónea que hay en Internet sobre dietas, recetas y propiedades de los alimentos, se produce una confusión sobre como debe ser el plato perfecto.

Estas son las porciones ideales y los consejos necesarios para crear un plato equilibrado:

1- Prioriza la calidad a la cantidad: no te vamos a negar que respetar la cantidad es primordial, pero la calidad es muy importante. Hay que optar por alimentos frescos, de temporada y con la mayor proximidad a nuestra ciudad. Y si los productos al ser posible son ecológicos o frescos, mucho mejor.

2- Divide el plato: la mitad del plato debe contener verduras o/y hortalizas. Incluye una parte de algas y germinados. Un cuarto será ocupado por una porción de proteínas, o bien vegetales o animales, destacando las carnes blancas. Y el cuarto restante, contendrá hidratos de carbono integrales.

3- Diversidad: está bien comer pechuga de pollo a la plancha con ensalada, pero, ten en cuenta que comer saludable no quiere decir que sea comer monótono. Hay montones de recetas sanas que si seguimos se nos hará más complicado caer en la tentación. Acuérdate, la calidad, la coherencia y la variedad es esencial.

4- Aliña con aceite de oliva, nada de salsa ni abusar de la sal. Utiliza mejor especias.

5- Las cocciones serán suaves como por ejemplo al vapor, a la plancha. Evita fritos, rebozados, barbacoas.