Aunque llevamos años lavándonos a diario los dientes, poca gente en realidad sabe hacerlo correctamente. ¿Sabías que un buen cepillado tiene que durar como mínimo 2 minutos?

Una rutina tan obvia que nunca nos hemos llegado a plantear si lo estamos haciendo mal.

Para cepillarse los dientes hay que realizar movimientos circulares, cortos y suaves, prestando especialmente atención a la línea de encía, los dientes situados al final de la boca, ya que su lavado puede ser más difícil y sus zonas de alrededor.

Si te preocupa estar haciéndolo mal, apunta estos pasos para mantener a raya la salud de tu boca.

1. Antes de empezar lo ideal es dividir la boca en cuatro partes, arriba a la derecha, arriba a la izquierda, abajo a la derecha, abajo a la izquierda.

2. Coloca el cepillo en un ángulo de 45 grados y muévelo de atrás hacia adelante, repitiendo dichos movimientos en cada diente.

3. Cepilla la superficie interna de cada diente moviendo el cepillo de atrás hacia adelante y con pequeños movimientos circulares.

4.Cepilla la zona donde masticas.

5.Use la punta del cepillo para cepillar la parte de atrás de cada diente –con cepilladas de adelante y atrás, arriba y abajo, en la parte superior e inferior.

6.No se olvide de cepillar la lengua para quitar el mal olor causado por las bacterias.