El periodo vacacional debe ser un tiempo de descanso y de desconexión de la rutina diaria. El uso del teléfono móvil hace que, muy a menudo, no logremos desconectar del todo con obligaciones laborales o, simplemente, con el entorno laboral que forma parte de nuestro día a día en el resto del año.

Los teléfonos inteligentes han traído una enorme ventaja a nuestras vidas, haciendo que todo lo que necesitamos lo tengamos a mano con un simple movimiento de dedos. Esto puede resultar muy cómodo en muchas ocasiones para multitud de servicios que requiramos, pero también tiene su peligro a la hora de gestionar nuestro tiempo libre. Y es que servicios como el correo electrónico o las redes sociales también están ahí.

El uso de las redes sociales y del teléfono móvil hace difícil desconectar del trabajo en vacaciones. Recibir emails de compañeros o del jefe, conectar con otros miembros de tu centro laboral a través de redes sociales con los que, al final, terminas hablando de sucesos relacionados con el trabajo, recibir o enviar whatsaps… no dejan que tu mente se libere del todo y se centre sólo y exclusivamente en tu tiempo libre, tu ocio y tus seres queridos.

Desconectar del trabajo en vacaciones es necesario para, además de cuidar tu salud, recargar la energía desgastada en el resto del año y para regresar al puesto laboral motivado y con ganas de enfrentar nuevos retos laborales.

Si no lo logramos hacer, nuestro estado anímico y nuestra productividad se verán afectados. Si regresamos cansados o saturados del entorno laboral antes de haber comenzado, es seguro que resultaremos poco productivos y que pronto aparecerán los poco saludables síntomas del estrés como son el cansancio, la frustración o el enfado.

Lo ideal es desconectar este tipo de aplicaciones, pero si no te ves capaz, sé consciente de los negativos efectos que puede tener el abusar de ellas y hazlo con moderación, midiendo los tiempos.

Al prescindir del correo electrónico o de las redes sociales y así poder desconectar del trabajo durante las vacaciones, te posicionarás en un lugar que te permitirá observar y analizar tu trabajo con perspectiva y desde la distancia. Sólo así serás capaz de identificar errores que cuando te encuentras metido en la vorágine laboral no eres capaz de percibir. La perspectiva y la calma te permitirán, además, generar nuevas ideas e incentivar tu creatividad.

Todo el tiempo que pases mirando la pantalla de tu móvil, es tiempo que estarás perdiendo en hacer otras cosas que tengan que ver sólo contigo, con lo que te apetece y con tu entorno personal. Permítete a ti mismo disfrutar de ello.